Una disposición transitoria de los Presupuestos General del Estado para el 2011 anula la pensión de viudedad otorgada a la aragonesa Beatriz Monreal Aliaga, que formaba pareja de hecho con un militar fallecido en el accidente del Yak-42 que se estrelló en Turquía en mayo del 2003 cuando regresaba a España con militares destinados en Afganistán. La supresión de la mensualidad, que tiene carácter excepcional, se basa en que el Tribunal Supremo consideró en una sentencia del pasado febrero que, para obtenerla, la viuda había falsificado documentos que luego no llegó a presentar.

El abogado zaragozano Santiago Palazón, que defiende a Beatriz Monreal, afirmó ayer que impugnará la disposición transitoria por vía judicial en el caso de que sea finalmente aprobada. Palazón sospecha que la disposición está inspirada por el Ministerio de Defensa y por su antiguo titular, José Bono, por lo que "podría tratarse de un caso de prevaricación". La Federación de Asociaciones Militares de España ha denunciado asimismo la medida, que considera un "robo" a la viuda.