de euros es la estimación del recorte que hace el PP para los presupuestos del próximo año. De hecho, el año que viene se invertirán 347 millones, debido al efecto de la crisis, que ha provocado una merma de ingresos y un aumento del déficit en las arcas públicas. De hecho, los presupuestos son restrictivos por la obligatoriedad de reducir este déficit hasta el 3% en el 2013, para cumplir los criterios de estabilidad de la Unión Europea.