Morata El vuelco de un camión en la A-2 en el término de Morata de Jalón provocó ayer grandes retenciones que llegaron a última hora de la tarde de ayer a los cinco kilómetros en sentido a la capital aragonesa. El accidente se produjo hacia las 17.00 horas y el conductor del camión resultó ileso tras el siniestro. Al tratarse de la víspera de un puente festivo, la circulación se fue complicando conforme avanzó la tarde, por lo que los agentes de la Guardia Civil se vieron obligados a desviar el tráfico pesado por la N-232 desde Calatayud hacia Daroca para después tomar la A-23 en dirección a la capital aragonesa. EFE