NACIMIENTO TERUEL, EN 1950.

TRAYECTORIA HA SIDO ALCALDE DE UTRILLAS, PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN DE TERUEL Y CONSEJERO DE LA DGA. AHORA ES ALCALDE DE TERUEL Y DIPUTADO AUTONÓMICO

--¿Cómo se encuentra?

--Estoy dolido, como todos los que nos hemos ido del PAR. Pero al mismo tiempo, muy tranquilo porque he hecho lo que debería haber hecho hace ya mucho tiempo.

--¿Habló con Biel o Boné?

--No. Le llamé la semana pasada, no me devolvió la llamada y no he vuelto a insistir. Con Boné, hablé antes de anunciar mi marcha porque quise que lo supieran por mí.

--Y al portavoz del grupo en las Cortes, ¿cómo se lo comunicó?

--Le llamé el día de antes y no pude contactar. Cuando ya salió en prensa, hablé con él y comente la situación. Y, por supuesto, estoy a lo que diga.

--Esto supone abandonar el grupo parlamentario.

--Tengo que hacerlo. Lógicamente, al no ser integrante del PAR, ya no puedo defender sus ideas aunque comparta muchas de ellas.

--¿Cómo será su encaje en el Parlamento y en el Ayuntamiento de Teruel?

--Evolucionará según cómo reaccionen los partidos políticos, sobre todo en el ayuntamiento. De lo que pase ahí dependerá en gran parte la decisión que tome en todo lo demás. En principio no contemplo el abandono de ningún cargo, sobre todo la alcaldía, porque sería una irresponsabilidad. Pero tengo claro que no seré un obstáculo para la gobernabilidad. Si hay una mayoría, dejaré la alcaldía antes de una moción de censura. Los intereses de Teruel están por encima.

--¿Qué le parecen las reacciones que ha provocado su marcha?

--Comparto gran parte de lo que han dicho Iglesias y Rudi, porque han sido muy cautos. No así otras reacciones. Las primeras declaraciones de Biel no me gustaron en absoluto. Yo no he atacado directamente a nadie, pero sí que he hablado de la situaciones que hay, eso es legítimo.

¿Biel se siente traicionado?

--En absoluto le he traicionado. Siempre ha conocido mi forma de pensar y de hacer y le he pedido en multitud de ocasiones que actuara porque esto se disgregaba, pero no me ha hecho caso. Eso que dice de que me ha puesto en los sitios no lo entiendo. Me he ganado los cargos que he ocupado, los votos nadie los regala.

--¿Le recriminan que su decisión perjudica al partido?

--Me provoco yo más problemas a mi de los que creo al PAR. Los 38 que nos vamos no queremos causar más daños de los que genera nuestra salida, pero haría mal el PAR si no aprovechara lo que ha pasado para tratar de solucionar los problemas que tiene, no solo en Teruel. Esto es lo que ha salido, pero hay mucho más conflictos. Echarme toda la culpa de los males del partido es lo más fácil. Por eso no entiendo algunos ataques de mi partido que no he visto otras veces, por ejemplo, con el caso de La Muela o con --José Antonio-- Sanmiguel. ¿Qué hizo Sanmiguel, que venia del PP, jugando dentro el PAR? Es más honrado lo que yo he hecho.

--¿Cree necesario el relevo de Biel y Boné al frente del PAR?

--Prefiero no pronunciarme. Lo que sí les pediría, y es un consejo, es que ejerzan su responsabilidad. Que actúen. Que no dejen que las cosas lleguen a unos extremos que son irreversibles. Tienen una responsabilidad que tienen que ejercer. No quiero hacer críticas personales, pero se puede mejorar mucho la labor de la secretaria general si se deja el sectarismo y se trabaja con todos los militantes, no solo con una parte que sea sumisa o que obre a los dictados que le dicen. No se puede gobernar un partido escuchando solo un sector y al otro tenerlo postergado, abandonado, degradado y hasta humillado.

--¿Creará un nuevo partido?

--En principio no, pero no descarto nada. Lo que no espero es ensañamiento conmigo por parte del PAR, si esto se da, yo desde luego responderé. No quiero amenazar. Espero que esto se reconduzca al nivel que yo lo quiero llevar. Lo que ha ocurrido es que gente que no nos sentíamos identificados con la línea del partido nos vamos, con mucho dolor.

--¿Y cómo cree que se debe reconducir la situación?

--Pues ejerciendo autoridad y favoreciendo la participación en el partido: dejar que la gente se expresa, convocar congresos... como todos los demás. Un partido en el que la mayoría de las decisiones te enteras por el periódico no es un partido sano. Lo principal ahora es la reacción del PAR, tiene tiempo para reconstruir la situación. Yo al PAR no le deseo ningún mal, al revés, si es capaz de remontar y mejorar, me alegraré.

--Y si eso no ocurre, ¿tiene diseñado su futuro político?

--No. Los 38 cargos públicos que hemos tomado la decisión de dejar el partido, además de más militantes que han entrado todos estas conversaciones, no queremos que se nos acuse de transfuguismo. No hemos entrado en conversaciones con nadie: ni nos han llamado ni los hemos buscado. Simplemente hemos dimitido del PAR y estamos como independientes. De momento, no nos planteamos nada más ni descartamos nada. Ahora bien, de aquí a un mes o dos meses, cuando todo se tranquilice, veremos qué pasa, pero siempre a la vista de cómo reaccione el PAR.

--¿Pero le gustaría seguir?

--Ya veremos cómo evolucionan los acontecimientos. Si los 38 consideramos que se dan las circunstancias para seguir en política, no me importaría. Creo que estoy en edad para ello, pero el objetivo no es pervivir en la política sea como sea. Sí siguiera sería para volver a optar a la alcaldía de Teruel, mi pasión. No aspiro a otra cosa.

--¿Se ha sentido apoyado por la militancia de Teruel?

--Sí. Muchos militantes que comparten nuestra decisión, pero no los hemos organizado para que se vayan. Explicaremos nuestra decisión y que cada uno decida. Muchos me han dicho que ya era hora y alguno se me ha echado a llorar. La gente que nos hemos ido representamos un 20% de la representación del PAR en Teruel. También me ha apoyado gente del PAR de Huesca y Zaragoza, algunos de ellos cargos importantes.