Son los que se instalaran en diferentes puntos de Zaragoza para controlar las emisiones de ruido de los aviones. Estas máquinas permitirán calcular el número de decibelios que soportan los vecinos de los barrios más cercanos al aeródromo. Los vecinos pedían desde hace tiempo la implantación de estas máquinas para tener un registro real de las afecciones en los distritos de Rosales del Canal, Montecanal y Valdespartera. Actualmente no existe ningún aparato en estos barrios de este tipo.