Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron la madrugada de ayer sábado a un vecino de Las Fuentes de 32 años, Luis G. G., acusado de quemar cuatro contenedores de basura.

El incendio provocó cuantiosos daños, ya que afectó a seis coches y una moto estacionados en los alrededores y provocó desperfectos en tres locales comerciales y en la fachada del número 22 de la calle Nuestra Señora de Valvanera, cuyos vecinos fueron desalojados.

Un bombero resultó herido al impactar en la cara, entre la nariz y la frente, una baldosa que se desprendió de una fachada. Fue trasladado a un hospital, en el que recibió varios puntos de sutura para cerrar la herida.

El joven quedó detenido en la Comisaría de Distrito del Arrabal y será puesto hoy a disposición del Juzgado de Guardia. Varios de los afectados presentaron a lo largo de la jornada de ayer varias denuncias en las que reseñaron los cuantiosos daños que el incendio causó en sus propiedades.

LLAMADAS La sala del 091 recibió en torno a las dos de la madrugada una llamada efectuada desde una cabina de la calle Salvador Minguijón en la que un joven les alertaba del incendio de un contenedor. Una mujer telefoneó momentos después a la Policía para explicar que había observado la actuación del joven y comunicar que no había ningún incendio.

A las tres y media, el 091 recibió varias llamadas en las que el mismo joven, y desde la misma cabina, insultó a los agentes.

Media hora después, varios vecinos alertaron a la Policía del incendio de los contenedores. Uno de ellos explicó a los agentes que había visto cómo el joven que prendió el fuego había salido varias veces de su casa a lo largo de la noche para dirigirse a la cabina desde la que fueron efectuadas las llamadas al 091.

Los policías localizaron rápidamente al presunto pirómano, desde cuyo teléfono móvil había sido hecha una de las últimas llamadas que recibió la sala del 091. El joven reside en un edificio de la calle Nuestra Señora de Valvanera situado a unos metros del punto en el que ardieron los contenedores.

DISPOSITIVO La Policía desplazó varios coches patrulla a la zona y alertó a los Bomberos, que movilizaron dos unidades para sofocar las llamas.

Durante la jornada también se desplazaron a la calle Nuestra Señora de Valvanera técnicos de Endesa y de Telefónica para reparar los desperfectos que el incendio provocó en el tendido del suministro eléctrico y en el del teléfono. Ambos servicios quedaron completamente restablecidos a lo largo de la jornada.

Por otro lado, efectivos de la Policía Judicial de la Jefatura Superior de Aragón mantienen abiertas las investigaciones para determinar si Luis G. G. ha podido participar en otros incendios de contenedores ocurridos en los últimos meses en la capital aragonesa.

La asociación de vecinos de Las Fuentes mostró ayer en un comunicado "su más contundente rechazo a este tipo de conductas incívicas", que, además de causar daños en el mobiliario, "pone en peligro la vida de las personas".