El Gobierno de Aragón ha renovado con la compañía aérea de bajo coste Ryanair el mantenimiento por un año de las conexiones con Londres, Milán, Bruselas y París desde el aeropuerto de Zaragoza. El convenio tiene un coste de 1,7 millones --el mismo que el año pasado-- que asumirá la sociedad pública Promoción de Actividades Aeroportuarias y que supondrá una pequeña disminución del número de vuelos al cabo del año.

La capital aragonesa seguirá manteniendo sus tres vuelos semanales a París, los cuatro de Bruselas pasarán a ser tres en invierno y cuatro en verano, y las cinco conexiones con Londrés y seis con Milán serán cuatro en invierno y seis en verano.

Estas comunicaciones con las capitales de negocio son las que aportan mayor rendimiento a la economía regional y son origen de posibles negocios y contactos empresariales, señaló en una nota el Gobierno de Aragón, que considera el aeropuerto de Zaragoza como "un activo estratégico de primer orden para favorecer el desarrollo económico de la comunidad autónoma".

Según el director general de Transportes y Planificación de Infraestructuras de la DGA, Jesús Díez, estas conexiones "tienen muy buena aceptación por el nivel de ocupación que arrojan" y "permiten a los aragoneses viajar al exterior y a los ciudadanos europeos ser atraídos hacia la ciudad de Zaragoza y hacia el resto de Aragón".