La empresa Construcciones Nuevos Hogares ha recurrido ante la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Zaragoza la declaración de culpabilidad de su concurso de acreedores, dictaminada por el Juzgado Mercantil número 1 de la capital aragonesa y que conllevó la inhabilitación de sus administradores, Vicente Rodrigo y Julio Herrero --imputados ambos en la operación Molinos--, para ejercer como empresarios durante diez años y los obligó a asumir el pago de todas las cantidades pendientes de cobro por sus acreedores.

El recurso sostiene que las compensaciones de créditos que el juez consideró dañinas para el patrimonio de la empresa estaba correctamente reflejado en la contabilidad de la sociedad y que las obligaciones fiscales que conllevaban fueron liquidadas ante el Gobierno de Aragón, por lo que no pueden ser considerados como una irregularidad con independencia de que hubiera sido ordenada su rescisión.

Por otro lado, las alegaciones mantienen que la relación de Nuevos Hogares con EIS Aragón 2008 estaba correctamente documentada en el legajo del concurso y no fue omitida, por lo que no puede ser considerada como una ocultación deliberada.

El recurso, por otro lado, rechaza que pueda ser calificada como una irregularidad la inclusión en el concurso de una serie de avales otorgados por Construcciones Nuevos Hogares a favor de EIS Aragón 2008 y también señala que las discrepancias sobre el tratamiento tributario que debería habérsele aplicado a una obra pagada mediante una permuta está en los juzgados.