pasan ya a diario por la Ciudad de la Justicia, según las estimaciones de Dolado. A los mil operadores judiciales y trabajadores de justicia habría que sumar los 3.200 ciudadanos que acuden a los juicios, más hasta 400 que pueden pasar por el juzgado de guardia. Con estas cifras, los habituales de los nuevos juzgados de la Expo ya notan colapsos en el transporte, incluido en el tranvía. De hecho, las diversas representantes de los sindicatos relataron episodios incluso de desmayos en el transporte de gran capacidad, en horas punta. También criticaron duramente los parones, particularmente en el tramo sin catenaria, que según relataron obligaron a algunos funcionarios a retrasarse hasta una hora por el cambio de hasta tres convoyes.