El PSOE de Aragón exigirá a sus candidatos que se presenten en las próxima elecciones a que se comprometan con los "valores socialistas" y a tener un sueldo "explicable y razonable". Así lo anunció ayer la secretaria de organización del PSOE aragonés, Eva Sáenz, ante los medios tras la celebración de la Ejecutiva regional de los socialistas. Esta propuesta se formulará en el 2015, año de convocatoria electoral, para evitar casos como el del alcalde de Mallén, Antonio Asín, que está siendo juzgado estos días por corrupción y que se subió recientemente el sueldo con el apoyo de los ediles socialistas de este municipio. La expulsión de Asín fue anunciada por el PSOE aunque sin expediente disciplinario.

También fueron expedientados los ediles socialistas que apoyaron el sueldo del alcalde, aunque Sáenz se refirió al respecto asegurando que esto está "pendiente" y que es "una cuestión interna". La responsable de organización del PSOE indicó que el sueldo de los responsables políticos debe ser "público, transparente único e incompatible con cualquier otro tipo de dieta e indemnización". También se refirió al caso Plaza, asegurando que la postura de su partido es clara, apoyando la constitución de una comisión de investigación y llegar hasta el final en el caso de que haya responsabilidades políticas.

Por otro lado, Sáenz anunció que el PSOE va a iniciar una campaña informativa contra la reforma local.