El Gobierno de Zaragoza decidió ayer girarle a la DGA a partir del año que viene el recibo por el que se cobra a los centros de enseñanza secundaria por los badenes que utiliza. El PSOE lanzó este guante a CHA, después de que el interventor volviera a poner de manifiesto los "reparos de legalidad" que presentaba su propuesta de eximir a los institutos de este pago. Esto es algo que ya sucede con los centros de educación primaria y que los nacionalistas pretendían hacer extensivo al resto, pero el responsable de Economía y Hacienda, el vicealcalde Fernando Gimeno, les ofreció retirar este voto particular a cambio de que en el 2014 se le envíe el recibo a quien es titular de estas instalaciones, el Gobierno aragonés. "Lo que no puedo garantizarle es lo que hará después la DGA", apostilló el socialista, apuntando a que es posible que acabe repercutiéndoselo igualmente a los institutos. Sí se votaron y salieron adelante los que pedían la congelación en la tasa de veladores y en los centros de enseñanza artísticas.