La Policía Local de Fraga interceptó el lunes a un pequeño grupo de ciudadanos rumanos, residentes en Tarragona, dedicado a sustraer prendas de vestir de los diferentes contenedores de Cáritas para venderlas después en mercados de ropa usada.

Los detenidos son dos hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 25 y los 30 años, que fueron sorprendidos por la noche cuando intentaban extraer ropa del interior del contenedor que Cáritas mantiene en la avenida Aragón de la localidad oscense.

Según pudo saber la Policía Local, el grupo había llegado a Fraga desde Zaragoza y viajaba rumbo a Tarragona, después de haber procedido en otras localidades a robos con el mismo procedimiento. Mientras los dos hombres esperaban junto al depósito, la mujer se metía dentro para localizar y extraer las prendas más valiosas que después almacenaban los tres en una furgoneta que utilizaban para viajar de una localidad a otra. La ropa la revendían en mercadillos.

Tras la intervención, la Policía Local de Fraga ha transferido el caso a la Guardia Civil, que ha contactado con Cáritas para que formalice la pertinente denuncia y puedan así imputar a los arrestados.