El mercado medieval que se desarrolló el pasado fin de semana en Zaragoza ampliará sus fronteras en próximas ediciones. Así lo anunció ayer el teniente de alcalde de Medio Ambiente y Cultura, Jerónimo Blasco, que hizo un balance satisfactorio de este evento en la comisión de su área. A la cita, que se desarrolló durante el pasado fin de semana, acudieron aproximadamente 230.000 personas.

"Es el mejor que hemos tenido en cuanto a contenidos", indicó Blasco, quien alabó el "rigor histórico" que el consistorio ha pedido a la empresa adjudicataria. Para la próxima edición, indicó Blasco, se ampliará, en la margen izquierda, hasta la estación del Norte y en el Casco Histórico, también hacia el Coso y hacia las Murallas. De este modo, seguiría ganando espacio una cita, consolidada como una de las principales actividades culturales en la capital.