El Ayuntamiento de Zaragoza acumula condenas judiciales de los distintos procesos que se han interpuesto en los años 2014 y 2015 por valor de 18 millones de euros. Así lo reconoció ayer el vicealcalde Fernando Gimeno ante las críticas del PP, que anunció que llevará en el próximo pleno una moción en este sentido, dado que su grupo reclama la elaboración de una memoria anual que dé cuenta de la litigiosidad del consistorio ejercicio tras ejercicio.

En el 2014 se acumularon 440 procesos judiciales, la mayor parte de ellos en el Contencioso, con 318. Los tribunales de lo Penal vieron 41 procesos, 68 en lo Civil y 13 en los juzgados de lo Social. Frente a esos 440 procesos del 2014, en el 2013 se habían registrado 527, según el propio Gimeno, es decir, un 17% menos.

El vicealcalde detalló que durante el 2014 el consistorio tuvo conocimiento de 15 sentencias, de las cuales 4 se han ejecutado ya y 11 están pendientes. También están en el listado de fallos judiciales otras 8 sentencias que aún no son firmes. El consistorio ha recurrido cuatro. El grueso se corresponden con expropiaciones, que recogen sentencias con pagos por 2,9 millones de euros, 1,7 o 1,3, además de un rosario de sentencias de menor entidad. Las sentencias más abultadas proceden de la reclamación de las concesionarias del transporte a los barrios rurales de la revisión de precios, con fallos como el de 2,1 millones en favor de Ágreda Automóvil, los 1,2 que hay que pagar a Alosa y otro tanto a Samar Buil.