La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 45 años, gerente de una empresa de venta de productos informáticos por Internet con domicilio social en Gijón, por un delito de estafa a sus clientes, entre ellos de Zaragoza, a quienes no envió ninguno de los productos que habían comprado.

La investigación se inició con la denuncia interpuesta por un empresario de una compañía con sede en Santander que adquirió una impresora industrial a un precio de 13.300 euros.

Después de ingresar el dinero, no recibió la mercancía ni se le reintegró el importe ni tampoco logró contactar con ningún responsable de la empresa vendedora para que le diera alguna razón del retraso en el envío, ha informado la Policía en un comunicado.

Las pesquisas realizadas permitieron constatar que la empresa denunciada tenía su domicilio social en Gijón y que el responsable de esta mercantil era un vecino de esa ciudad que ya había sido denunciado anteriormente por hechos similares.

Los agentes del Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Gijón habían detenido en 2013 a esta persona tras haber recibido denuncias de Madrid, Valladolid, Ciudad Real, Granada, Zaragoza y A Coruña en las que los clientes manifestaban haber adquirido ordenadores portátiles que no habían recibido.

El arrestado pasó ayer a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de los de Gijón.