El juez instructor de la causa abierta por posibles irregularidades contables en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen "Jamón de Teruel" ha imputado al jefe de Servicios Agropecuarios de la Diputación Provincial por, entre otros delitos, prevaricación y malversación de caudales públicos.

En una providencia, el magistrado ha imputado esos delitos a Rogelio Castaño Marqués por su posible responsabilidad en los trámites administrativos realizados para conceder subvenciones al Consejo Regulador de la denominación, han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA).

El juez instructor ha citado a declarar al jefe de los Servicios Agropecuarios el 29 de octubre a la luz de los informes que obran en la causa y tras escuchar las declaraciones realizadas por los dos interventores de la Diputación Provincial el pasado jueves día 22, según las citadas fuentes

En relación con esta investigación, el juez ha solicitado a la Diputación Provincial que, a la mayor brevedad posible, aporte a la causa un informe en el que se precise quienes eran los miembros del pleno que asistieron y votaron a favor de levantar los reparos formulados por el interventor Luis Antonio C.V., en la fase de aprobación de las subvenciones.

También le reclama, según las fuentes del TSJA, un segundo informe sobre la estructura y directorio de los Servicios Agropecuarios durante los años 2009 a 2014, de una manera detallada e individualizada.

Las investigaciones sobre las presuntas irregularidades en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen las lleva a cabo el juzgado de Instrucción Número 3 de Teruel, que ya ha imputado a 16 personas.