Dos jóvenes han sido detenidos con 1.550 gramos de marihuana que transportaban en sendas mochilas dentro de tarros de cocina, han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

Las detenciones se produjeron el pasado 22 de octubre, cuando los jóvenes pretendían tomar un autobús y el fuerte olor de la droga llevó a unos agentes a pedirles su identificación y proceder a registrar las mochilas.

En su interior, localizaron cinco tarros de cocina con cierre hermético llenos de cogollos de marihuana, que arrojaron un peso de 1.550 gramos, lo que motivó la detención de ambos por un delito contra la salud pública