La Guardia Civil rscató ayer a dos barranquistas, residentes en Barcelona, que al parecer se habían quedado enriscado en el barranco conocido como Canal del Ciego. Se trataba de un hombre de 54 años y una mujer de 46 y uno de ellos no podía continuar porque tenía problemas en un pie.

Personal del Ereim de Huesca, tras averiguar la ubicación de los barranquistas, salieron en su búsqueda en un vehículo. Llegaron a Vadiello y, tras tomar una senda, se aperaron y caminaron unos 50 minutos hasta el comienzo del barranco que supuestamente habían realizado los barranquistas. Al no localizarlos, continuaron por la canal por si hubieran proseguido por esta ruta y no se encontraran donde creían estar.

Por este motivo, se recurrió al helicóptero del servicio, que sobrevoló la zona y descubrió a los barranquistas enriscados en un lugar distinto del que habían indicado por móvil.

Se trataba de una pared vertical con bastantes repisas con techo, que dificultaban a los pilotos las tareas de acceso, por lo que fue preciso realizar una maniobra de gran dificultad técnica, según la Guardia Civil.