Ayer comenzaron los trabajos de tala de 16 árboles en el paseo Reyes de Aragón, en el tramo comprendido entre el Paseo Colón y Vía Ibérica, según el consistorio, por el mal estado en que se encuentran estos ejemplares y el riesgo de caída que presentan. Se repondrán otros tantos nuevos después. Durante los trabajos, el paseo estará cortado al tráfico, y solo pasarán los residentes.