Sumaron humor y música por una buena causa y en un espacio de moda. El Viva la Vida --que dirige el chef y músico Óscar Vicente oAntílope, si prefieren-- acogió este jueves su fiesta solidaria a beneficio del proyecto del nuevo colegio de educación especial de San Martín de Porres. Un sarao con gancho, gracias a las actuaciones musicales y el humor de los artistas Emilio Larruga y Luis Cebrián... Y con muchos amigos.

Jesús Soto, presidente de Atades, abrió el photocall con parte de su equipo, con colaboradores, como Sofía Ledesma y con el propio Óscar Vicente. A partir de ahí, todo fue ir sumando apoyos, entre los que estuvieron desde el presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios, Toño Becerril, a los concejales María Jesús Martínez del Campo o Reyes Campillo.

Ya lo dijo Soto. "Es un privilegio contar con tantos artistas de talento en esta ciudad que son siempre solidarios". El resultado fue un gran maridaje. Primero, con el showman Luis Cebrián (de proyectos como Louisiana, Nubosidad Variable o Experimentos in da Notte), que interpretó fragmentos de su espectáculo musical Cretino, con su banda The Cretiners. Después, con Emilio Larruga, que realizó parte del concierto con el proyecto Nostromo (acompañado de Nacho Estévez El Niño, Alberto Ranz, Ángel González, Santi Anazul y Apolo RdH). Mucho ritmo en el escenario... Y que Viva la Vida.