Con una sesión entre fogones inauguró la Asociación Profesional de Fotógrafos de Aragón (AFPA) su campaña solidaria para ayudar a combatir el Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Una idea que, bajo el lema Tatua2 para siempre. se desarrollará en numerosos estudios asociados a la entidad hasta el próximo 27 de junio. El restaurante Gamberro de Zaragoza--o, mejor dicho, su chef, Franchesko Vera-- fue protagonista de la puesta en escena, bajo la mirada de los focos. Él, que cumple las condiciones para participar en la campaña y dirige uno de los espacios de moda de la ciudad, se puso delante del objetivo cediendo su imagen por una buena causa, como lo harán otros muchos aragoneses a lo largo de los próximos días. El sistema es muy sencillo, como explicó el presidente de AFPA, Fernando Barrio. Quienes quieran participar, solo tienen que hacerse una fotografía en uno de los estudios asociados, cuya temática está basada en los tatuajes, y hacer un donativo, que irá a favor de la lucha contra esta enfermedad. Las 30 mejores instantáneas formarán parte de una exposición. Además, habrá tres premios para las obras más votadas en redes sociales. Si quieren echar una mano, el grito de guerra es... ¡Patata!