El Ministerio de Fomento tiene previsto abonar este mismo la parte del crédito que le corresponde, es decir, unos 94 millones de euros. Al hacer efectivo este pago, y reducirse por tanto la deuda, la sociedad podría cerrar este ejercicio en una situación de equilibrio financiero, según las previsiones que se han realizado desde la empresa pública.

Aunque la situación patrimonial de la sociedad será más relajada, Zaragoza Alta Velocidad (ZAV) sigue siendo una de las sociedad públicas del sector inmobiliario con más problemas. Los terrenos con los que cuenta en el entorno de Delicias no se han vendido y su valor como activos de la empresa se han deteriorado como consecuencia de la crisis económica. Así que buena parte de la viabilidad presente y futura de ZAV pasa por la reactivación de la actividad de compra--venta de terrenos. En el último año se han incrementado los contactos, pero no se han materializado grandes operaciones. No es la única que tiene problemas, en el ejercicio del 2015: Expo Zaragoza Empresarial que cerró el ejercicio con 6,6 millones en número rojos; Plaza se dejó 18,8 millones; 4,5 Plhus; 15,1 Suelo y Vivienda y 8,6 Aramón. Las vinculadas al sector inmobiliario son las que están teniendo más problemas financieros.