El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, se mostró ayer abierto a renegociar la deuda de las autonomías con el Estado cuando se abran las conversaciones para el futuro sistema de financiación autonómica en la próxima legislatura, suponiendo que el PP continúe con responsabilidades de Gobierno. De momento, el Estado abonó ayer el segundo tramo del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y del llamado extrafla. A Aragón le corresponden 236 millones.

La declaración del dirigente del PP se produce pocos días después de que el Consejo General de Colegios de Economistas lanzase varias propuestas en este sentido, incluso la necesidad de condonar deuda autonómica como una posible fórmula para lograr un mejor equilibrio entre autonomías. El planteamiento de los economistas hace referencia a la deuda autonómica asumida por el Tesoro a través del Fondo de Liquidez Autonómica.

A través del FLA el Tesoro ha emitido la deuda pública que las autonomías no podían colocar en los mercados financieros sin que estos les exigieran unos precios desorbitados. El Estado también ha inyectado liquidez a través del Fondo de Pago a Proveedores. Desde el 2012, la deuda autonómica emitida por el Estado se eleva a 195.243 millones, de los que casi el 30% corresponden a Cataluña (56.469 millones), el 22% a Valencia, el 16% a Andalucía y el 6,2% a Castilla La Mancha.

Montoro hizo estas declaraciones junto con el anuncio de que este mismo jueves se están abonando 3.772,77 millones de euros a proveedores de nueve comunidades autónomas: Andalucía, Aragón (236 millones), Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Valencia, Baleares, Cantabria y Murcia. Esta cantidad forma parte del FLA del segundo trimestre y del llamado extrafla", que ascienden juntos a 9.712,9 millones. Con el extrafla, dotado con 5.372 millones, se pretende financiar el desvío del déficit autonómico en el 2015. La diferencia entre las facturas liquidadas hoy --3.772 millones-- y los 9.712 millones previstos "se irán abonando".