El pleno extraordinario y exprés celebrado ayer por el Ayuntamiento de Zaragoza dio luz verde a las modificaciones de crédito del presupuesto prorrogado para impulsar definitivamente la subida salarial a todos los funcionarios de la institución, que suman más de cinco millares. Además, la sesión sirvió para blindar los convenios y subvenciones del tejido social y vecinal de la capital aragonesa que, en el caso de las ayudas, ya no dará tiempo a convocar, pero al menos hará que ya no peligren.

El último pleno del mandato, convocado en los estertores de la campaña electoral para los comicios municipales, tuvo como objetivo la aprobación definitiva de los distintos expedientes de modificaciones de crédito que se aprobaron en la comisión de Economía y Cultura, celebrada hace más de un mes.

Fue precisamente ayer cuando se desarrolló porque era obligatorio un periodo de exposición pública que concluyó el pasado día 15, sin haber recibido ninguna reclamación.

En concreto, los grupos municipales aprobaron un total de 17 expedientes. Zaragoza en Común (ZeC), PSOE y Chunta votaron a favor de esta medida, mientras que Ciudadanos y el Partido Popular se abstuvieron. La aprobación de estos expedientes supone un importe de alrededor de 23,7 millones de euros.

Como resultaba previsible, la sesión resultó un mero trámite, dado que los grupos de izquierdas ya apoyaron este movimiento de partidas y solo intervino el alcalde de la ciudad, Pedro Santisteve.

De hecho, el Gobierno de ZeC tenía previsto reunirse una vez que finalizara para aprobar el incremento del sueldo de los funcionarios. La subida se podrá aplicar en la próxima nómina.

Una cuestión que, además, era la principal urgencia de los grupos municipales antes de las elecciones que se celebran este domingo.

La junta de portavoces del consistorio que se desarrolló la semana pasada acordó esta sesión, en la que se pactó que no hubiera intervenciones de los diferentes grupos políticos, que interrumpieron sus agendas electorales para acudir a la cita.

En relación al blindaje de los convenios y subvenciones para el tejido vecinal y social aprobados ayer, la medida era una de las reivindicaciones de estos colectivos, que en los meses pasados se reunieron en varias ocasiones con los representantes municipales para abordar sus planteamientos.