El juzgado de Alcañiz que investiga el crimen de Andorra, en el que murieron tiroteados dos guardias civiles y el ganadero José Luis Iranzo en diciembre del 2017, prorrogará dos años más, hasta cuatro en total, el máximo permitido, la prisión provisional para el presunto autor del hecho, Norbert Feher, conocido como Ígor el Ruso.

Esta medida se tomará como consecuencia de la larga duración del proceso de instrucción de la causa, que posiblemente se verá, por el procedimiento del jurado popular, en la Audiencia de Teruel, la próxima primavera.

La causa se encuentra con algunos dificultades y diferencias de criterio entre las partes, como la inclusión o exclusión en la misma de una recreación infográfica del crimen, ocurrido el 17 de diciembre del 2017 en una casa de campo situada a varios kilómetros de Andorra, donde Ígor el Ruso se había escondido.