La Red de Agua Pública de Aragón (RAPA) ha salido este domingo a la calle para reclamar el diálogo con el Ejecutivo autonómico acerca del Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA) y su derogación, ante el "silencio absoluto" que han encontrado hasta el momento desde el Gobierno. Unas 200 personas han participado en esta marcha que ha comenzado al mediodía en la plaza Aragón de Zaragoza.

Imagen de la manifestación. / NURIA SOLER

"No ha habido respuesta por parte del Gobierno de Aragón", ha asegurado el presidente de la RAPA, Enrique Gracia, que ha detallado que solo han encontrado el "silencio absoluto" a las propuestas de su red por parte del Ejecutivo. "Creemos que se equivoca, pues no somos una amenaza para el, sino una oportunidad", ha añadido.

Gracia ha considerado que sí hay una solución "que está al alcance de la mano en este momento", pero que solo llegará "desde el diálogo social" y desde el "acuerdo" con las organizaciones que han planteado alternativas a este tributo y que son "el altavoz de las demandas ciudadanas". "Sin ese acuerdo, el conflicto no se resolverá, hagan lo que hagan. Es algo que deberían tener a estas alturas muy claro", ha advertido el presidente de la Rapa.

Imagen de la manifestación. / NURIA SOLER

Tras una pancarta con el lema ¡Derogación del ICA ya! Soluciones justas a las demandas ciudadanas, la manifestación ha congregado a ciudadanos, movimientos sociales como la Federación de Asociación de Barrio de Zaragoza (FABZ) o la Alianza por el Clima en Aragón y políticos como el secretario general de Podemos en Aragón, Nacho Escartín, la edila de la formación morada en el consistorio de la capital aragonesa Amparo Bella o el coordinador de IU en Aragón, Álvaro Sanz.

La marcha ha ido abriéndose paso por el paseo de la Independencia mientras los participantes han coreado consignas como "el ICA no, que no, que no, que no!", "derogación por vía de urgencia" o "el ICA no es solidario, es un engaño".

El presidente de la Rapa ha insistido en que se trata de un impuesto "injusto", además de por ser el tributo del agua "más alto de España", porque "se reparte muy mal", en el que además apenas existen exenciones y que "no castiga más al que más contamina". "Ellos -por el Gobierno de Aragón- lo saben y lo tienen que reformar, pero tiene que ser una reforma justa", ha subrayado.

Sobre la propuesta de la RAPA, Gracia ha explicado que pasaría por combinar las tasas municipales, otra autonómica en los casos que preste el servicio de depuración la DGA y una contribución presupuestaria de la comunidad. "Hicimos los cálculos en su momento y representaría una aportación de presupuesto de apenas 15 millones de euros. En muchas otras cosas, mucho más innecesarias, se gasta muchísimo más dinero", ha considerado.

Además, ha recordado la recogida de firmas contra el ICA que entregaron esta semana al Justicia de Aragón o los "más de 100.000 impagos" del tributo en Zaragoza, en un escenario en el que desde la RAPA han observado con "sorpresa" que apenas tenían que informar a los ciudadanos sobre este asunto. "La gente está muy enfadada, les parece un impuesto absolutamente abusivo", ha sentenciado.

La marcha ha bajado por el Coso y la calle Don Jaime hasta la plaza San Pedro Nolasco mientras los participantes han desplegado varias telas azules que simulaban el curso de un río. Una vez han alcanzado su destino final, los responsables de la manifestación han leído un comunicado en las puertas del departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad.

Precisamente, Gracia se ha referido a si han hallado algún tipo de contacto con el consejero del ramo, Joaquín Olona, después de los encierros que ha protagonizado la RAPA en la FABZ. "Absolutamente ninguno", ha recalcado.

Por último, el presidente de esta red ha puesto su atención en lo que ha considerado "un dato muy importante" que es que, a pesar de que se prevea la reforma del tributo, el anteproyecto de ley de presupuestos para el año que viene en Aragón prevea unos ingresos "de 63.100.000 euros en concepto de ICA".

"Es decir: hagan lo que hagan, al año que viene pretenden recaudar la misma cantidad que han recaudado este año. Tenemos la impresión de que quieren cambiar las formas pero con la misma carga fiscal para la gente. Eso no nos lleva a una solución, sino que nos aboca a prolongar el conflicto", ha concluido.