Agentes de la Guardia Civil han detenido a 24 miembros de una red de tráfico de drogas que operaba desde años atrás en la zona oriental de la provincia de Huesca y que había conseguido monopolizar la venta de cocaína a través de una extensa y asentada red de distribución de la sustancia.

Según informa el Instituto Armado, la denominada Operación Berenguer, llevada a cabo por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga del Cuerpo en el Alto Aragón, se ha desarrollado en las provincias de Huesca, Tarragona y Girona, con la detención de 24 personas de entre 21 y 54 años de edad, y la incautación de 5 kilos de cocaína, 1 kilo de hachís y 140.000 euros en metálico, tal y como adelantó EL PERIÓDICO.

La operación se inició tras detectarse en la localidad altoaragonesa de Monzón la presencia de una red de venta de sustancias estupefacientes que operaba en las comarcas del Cinca Medio, Litera, Somontano, Ribagorza y Bajo Cinca, en la zona oriental de la provincia de Huesca.

Los investigadores pudieron determinar que la droga era suministrada en pequeñas cantidades a los consumidores de estas comarcas, y que los puntos de suministro de la organización se encontraban en Girona y Tarragona, provincia en la que se constató la existencia de un laboratorio donde se preparaba la cocaína en grandes cantidades de cara a su venta.

La operación se ejecutó el pasado día 3, con 26 entradas y registros simultáneos en las provincias de Huesca, Tarragona y Girona, 19 en domicilios privados, 4 en establecimientos hosteleros y 2 más en talleres mecánicos, y la detención de 24 presuntos miembros de la red, la mayor parte de la provincia altoaragonesa.

Los agentes intervinieron durante su actuación 4.988 gramos de cocaína, 950 de hachís, 129 de cristal y 2 de speed, así como 8 básculas de pesaje, 1 prensadora, envasadoras, material para la distribución de droga, 140.800 euros en metálico y 24 teléfonos móviles.

Además, fueron confiscados 5 bastones policiales, 1 katana, 1 mangual o rompecabezas de dos bolas, 5 pistolas táser, 3 más de aire comprimido, 4 carabinas, varias armas blancas como puñales, dagas y navajas automáticas, y 13 vehículos.

Con esta operación, los agentes dan por desarticulada esta organización criminal así como el referido laboratorio y los 19 puntos de venta de droga en Huesca y los 4 existentes en Tarragona y Girona de los que se servía la red para traficar.

Según las fuentes citadas, la gran cantidad de dinero en metálico intervenida por los investigadores evidencia la "fortaleza" de esta organización criminal tras varios años operando en la provincia de Huesca.

Trece de los detenidos fueron puestos a disposición judicial del Juzgado de Instrucción nº 1 de Monzón, cuyo titular decretó el ingreso en prisión de ocho y la puesta en libertad con cargos de los otros cinco por presuntos delitos de tráfico de drogas, organización criminal y blanqueo de capitales.

El resto de los detenidos fueron puestos en libertad tras prestar declaración ante la Guardia Civil, con la obligación de personarse en el juzgado instructor en el momento de ser requeridos.