Endesa ha finalizado una serie de actuaciones de mejora de la red eléctrica de baja y media tensión en las localidades zaragozanas de Torralba de Ribota y Viver de la Sierra. La inversión asociada a estos trabajos ha ascendido a 53.500 euros y forma parte del programa de mejora de instalaciones desarrollado anualmente por la Compañía con el objeto de mejorar la calidad de suministro en zonas

semiurbanas y rurales.

Los trabajos se han materializado en la adecuación de 400 metros de red de baja tensión en Torralba de Ribota y en la retirada de una tramo de red aérea y 6 apoyos de madera que han sido sustituidos por una nueva red subterránea de media tensión de 492 metros longitud, en el caso de Viver de la Sierra.

Estas actuaciones, que suponen una mejora directa de la calidad para alrededor de 700 clientes de ambos núcleos, corresponden al plan de mantenimiento y adecuación de la red de Endesa.

El objetivo de este plan es consolidar la fiabilidad de la red, facilitar su operación y minimizar la reposición del suministro en caso de que se produzca alguna incidencia, ha informado Endesa en una nota de prensa.