La Feria de Zaragoza ha iniciado ya la reconstrucción de la cubierta central de pabellón cuatro, que se hundió parcialmente en enero tras el paso de la borrasca Filomena. Las obras han sido adjudicadas a la empresa Estructuras Global Proyect SL por un importe de a 2.055.155 euros (1.698.475 sin IVA), unos trabajaos que tienen de plazo hasta el 15 de agosto para completar su ejecución. A esta cuantía hay que sumar los algo más de 200.000 euros gastados ya en el desmontaje de la techumbre dañada y en los estudios previos para llevar a cabo estas actuaciones. El objetivo es que el complejo se reponga lo antes posible de estas heridas materiales para afrontar con éxito la vuelta en el segundo semestre del año de las grandes citas feriales, interrumpidas a causa de la pandemia.

Los daños del temporal afectaron a la icónica bóveda del complejo, la que aparece en su logotipo, que se desformó al ceder por el sobrepeso de la nieve acumulada por el temporal entre el 8 y el 10 de enero. A los pocos días, la Feria licitó la redacción del proyecto y la dirección de obra del desmontaje y reconstrucción de la cubierta, así como de la subsanación de otros daños producidos en el pabellón como consecuencia de la situación meteorológica excepcional. Los servicios fueron encargados a Pérez Benedicto Ingeniería por 60.000 euros, más IVA.

Poco después, ya en febrero, se adjudicó el contrato para el desmontaje de la estructura deteriorada a la empresa Construcciones y Desmontes Ribera Navarra, por una cuantía de 140.995 euros (116.525 sin IVA), una actuación que ya ha sido completada. Más recientemente se ha cerrado la adjudicación de las obras de reconstrucción, que salieron a licitación por un presupuesto estimado de 2.241.429 euros, que se ha rebajado casi un 10% con la oferta ganadora del concurso público.

Más de un año sin actividad presencial

Las instalaciones estaban cerradas cuando ocurrió el siniestro. Llevan así desde hace más de un año al carecer de actividad a causa de la pandemia y las restricciones impuestas a la organización de reuniones y congresos. Todas las ferias que estaban programadas desde que estalló la crisis se han ido aplazando progresivamente. De hecho, en el primer semestre del 2021 no hay ninguna cita programada salvo el Stock Car, el salón del vehículo de ocasión en Zaragoza, que será del 27 al 30 de mayo. La última gran cita que ha acogido fue la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA), que se celebró a finales de febrero del pasado año.

La vuelta a la normalidad se espera que llegue en el segundo semestre del 2021 con la recuperación de grandes citas como la Feria Internacional de Producción Animal (Figan), que se celebrará del 7 al 10 de septiembre, y el Salón Internacional del Agua (Smagua), del 19 al 21 de octubre. En estas últimas fechas también tendrá lugar el salón de maquinaria y equipos para la celulosa, papel y cartón (Spaper).