El Ayuntamiento de Huesca se suma al plan de rescate a la hostelería impulsado por el Gobierno de Aragón con la aportación de 500.000 euros de su presupuesto. Así lo ha confirmado el alcalde de la ciudad, Luis Felipe, después de la reunión mantenida este jueves con el consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, Carlos Pérez Anadón, en la sede de la consejería, en Zaragoza. Esta era la segunda cita de las que está manteniendo el titular de Hacienda con los responsables municipales de las tres capitales de provincia, después de reunirse el lunes con la concejala de Economía del Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Herrarte.

"El esfuerzo del Ayuntamiento de Huesca es de tan suma importancia que quiero recordarles algo: significará que cada euro que ponga el ayuntamiento de Huesca acabarán siendo 5 euros de inversión en los sectores afectados, por la aportación que se suma entre el resto de porcentajes de la DPH para la ciudad de Huesca y el porcentaje del Gobierno de Aragón para la ciudad", ha subrayado Pérez Anadón. "Es de justicia y vale su peso en oro este acuerdo", ha insistido, al recordar el "importantísimo esfuerzo presupuestario" alcanzado por .

"La hostelería es uno de los más afectados y sigue requiriendo de ayuda y esfuerzo por parte de todos. Dentro del marco del acuerdo, el Ayuntamiento de Huesca va a hacer un esfuerzo económico en aportar una ayuda de hasta 500.000 euros, que con ese carácter multiplicador, que el sector de Huesca podría recibir hasta 2.5 millones de euros", ha añadido el alcalde oscense, Luis Felipe, que ha destacado el "escenario de encuentro" que ya suponía de partida el convenio al que hoy se suman de manera oficial y que ya contaba con la DGA, las tres diputaciones provinciales, la federación de municipios, la CEOE y los empresarios de hostelería. "Es el escenario adecuado para seguir trabajando en esa línea", ha manifestado.

Sin embargo, este mismo jueves y casi al mismo tiempo de que se conociera que Huesca se suma al plan de rescate que pretende inyectar al tejido hostelero 50 millones de euros, la concejala de Economía del Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Herrarte, ponía sus condiciones para entrar al acuerdo: nada de aforos y poder de decisión.