Forestalia lleva una década trabajando por el desarrollo sostenible del territorio aragonés, con los ayuntamientos como auténticos protagonistas de los proyectos de energía renovable, tanto en energía eólica como fotovoltaica, generación de energía mediante biomasa o producción de pellets.

Forestalia otorga a los consistorios una amplia capacidad de decisión sobre las ubicaciones de las instalaciones para la implantación de energía renovable, de manera que se conjugue la viabilidad técnica y económica, con la ambiental y la social.

En base a esta premisa, Forestalia ha reiterado que únicamente instalará plantas eólicas y fotovoltaicas mediante el acuerdo con los municipios que compartan sus objetivos de progreso, empleo y sostenibilidad, mediante inversiones de futuro que permitan crear nuevas oportunidades de desarrollo.

Video de Forestalia sobre las ventajas de los proyectos de energía renovable en el medio rural

Rigurosas autorizaciones administrativas

Todos los proyectos que impulsa Forestalia están condicionados a unos muy exigentes procesos de evaluación y autorización ambiental y administrativa, como en cualquier otro proyecto de cualquier sector, lo que garantiza el desarrollo sostenible del medio rural en la comunidad aragonesa.

Pero, en coherencia con los actuales retos compartidos por toda la sociedad, Forestalia tiene muy en cuenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030, especialmente en los ámbitos de la promoción del crecimiento económico, el fomento de la energía no contaminante y la lucha frente al cambio climático. 

Trabajo decente y crecimiento económico

 El sector de las energías renovables se convierte en vital para la creación de empleo en el medio rural. Como se recoge en el octavo ODS, un crecimiento económico inclusivo y sostenido impulsa el progreso, genera empleos decentes y mejora la calidad de vida.

Se estima que el desarrollo de los nuevos proyectos de Forestalia generará alrededor de 25.000 puestos de trabajo en Aragón durante la construcción de las instalaciones de energía limpia, más un millar de empleos estables durante, como mínimo, las tres décadas de explotación de las plantas fotovoltaicas y eólicas proyectadas. 

Forestalia genera oportunidades de crecimiento económico y desarrollo sostenible en el medio rural de Aragón. PEDRO ETURA

Energía limpia contra el cambio climático

Para garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna, como rezan los ODS, Forestalia está comprometida en su apuesta por las energías limpias, que prevengan el cambio climático y sus devastadores efectos.

De este modo, Forestalia potencia el desarrollo sostenible del medio rural en Aragón, mediante una economía libre o neutra en carbono, sobre la base de la transparencia, el acuerdo con el territorio y la búsqueda de las mejores soluciones para todas las partes.

Compatibilidad con otros usos y actividades

En el desarrollo de la actual cartera de proyectos de Forestalia, se priman los principios del respeto ambiental y paisajístico, con las garantías que otorgan las autorizaciones administrativas, y con la premisa de la generación de empleo en el medio rural.

Estos proyectos de energías renovables, largamente estudiados y consensuados durante años con el territorio, disfrutan de una completa compatibilidad con otros usos y actividades, como la agricultura, ganadería, selvicultura, servicios, turismo, construcción, etc. 

Las instalaciones de energía renovable son compatibles con otros usos del territorio. PEDRO ETURA

Respeto a todas las opiniones

Forestalia respeta absolutamente todas las sensibilidades y opiniones, y recuerda que la viabilidad de cualquier proyecto de energía renovable está sujeta, entre otras muchas cuestiones, a la autorización ambiental y administrativa, así como a la conformidad de los municipios, tal como viene realizando siempre Forestalia.

Las energías renovables tienen la enorme ventaja de que no son un recurso extractivo, sino que son inagotables y, por tanto, una fuente ilimitada de recursos e ingresos, que se convierten en empleo y oportunidades de futuro para el medio rural, fijación de población y vertebración para el territorio. 

Con el acuerdo con el territorio, y con todas las garantías administrativas y legales, Forestalia seguirá desarrollando su cartera de proyectos, en alianza con otros actores de primera línea internacional.