El regreso progresivo de la presencialidad y la accesibilidad a los centros de salud en Aragón prioriza claramente la atención y el seguimiento de los pacientes crónicos. Según se desprende del documento elaborado por el Salud, la consejería de Sanidad de la DGA reconoce que estas personas «en muchos casos, no han podido recibir la atención sanitaria adecuada» durante estos meses de pandemia. Por ello mismo, el plan propone la recuperación «en su totalidad» de las consultas presenciales a crónicos dado el «control estricto» que requieren. Es el caso de diabéticos, personas con pluripatologías, enfermos de epoc ( enfermedad pulmonar obstructiva crónica) o hipertensión arterial. «La labor de seguimiento debe pivotar fundamentalmente sobre los profesionales de enfermería», reza en las instrucciones.

Además, los casos de urgencias, con problemas «sobrevenidos» o la atención en domicilios queda totalmente garantizada. En cualquier caso, la organización de accesibilidad a Atención Primaria dependerá de cada centro de salud, pero lo que sí exige el Salud son «circuitos asistenciales diferenciados» para los pacientes con sintomatología respiratoria o con sospecha de covid. «Las unidades de admisión deberán regular la circulación. Es muy importante que existan carteles o señalética apropiada para ayudar a las personas», incide la consejería.

La propuesta del Salud remarca que hay consultas administrativas que no implican «necesariamente» una visita presencial. En este caso, se hará uso del contacto vía telefónica. «Se priorizará para la comunicación de resultados de pruebas de control, la renovación de recetas crónicas estables o las modificaciones mínimas del tratamientos», señala el informe.

Reparto de la jornada

Para esta organización del facultativo, el Salud propone en su documento una «agenda tipo» que podría ser de ejemplo para un médico de familia. «Se podría establecer una primera parte de la jornada en la que se realizaría la actividad no presencial y una segunda en la que se cite al paciente», argumenta. En este sentido, la opción pasaría por «habilitar 20 huecos telefónicos en agenda, de los que 15 serían visibles en Salud Informa, y 20 huecos presenciales, de los que 10 se podría coger en la aplicación. El resto serían asignados por admisión», indica el Salud.

En enfermería, las consultas "se deberán adaptar a esta misma descripción de actos presenciales o telefónicos", pero teniendo en cuenta que la consulta programada en el centro, el domicilio y las actividades de pool "ocupan gran parte del tiempo" de cuidados enfermeros. "Se establece un tiempo mínimo de consulta de demanda abierta a la cita por parte del paciente de una hora al día de duración".

Respecto a la app, la consejería reconoce que es «necesario seguir mejorando la herramienta», señala. «Hay que lograr además que el contacto telefónico con los centros de salud sean más accesible reordenando el rebosamiento de llamadas en horas punta. Hay que valorar aquí la posibilidad de que las llamadas que no logren contactar, puedan ser acumuladas en Salud Informa para que después se pueda contactar con el usuario», añade.