De nuevo una pelea entre bandas latinas acaba con alguien herido en Zaragoza. En esta ocasión, sucedió en un espacio donde ya antes se habían registrado este tipo de episodios, el parque de La Granja, en el distrito de San José, y el resultado, un joven con heridas, inicialmente graves pero sin que corriera peligro su vida, en una de sus manos. Los hechos ocurrieron en torno a las 22.00 horas y rápidamente sus compañeros llevaron a la víctima al hospital Miguel Servet, donde fue atendido de los cortes de arma blanca recibidos. 

La actuación de la Policía Nacional, que en esta ocasión requirió de la ayuda de efectivos de la Policía Local de Zaragoza, se saldó sin nadie detenido. Al menos al cierre de esta edición, ya que sí que tomaron declaración a los testigos, supuestos agresores y a la propia víctima, sobre la que en ningún momento se temió por su vida.

Desde la Policía Nacional, las fuentes oficiales explicaron que se desconocen los motivos de esta nueva agresión, solo que nadie más resultó herido ni acabó en comisaría, ni si agresores y víctima guardaban algún tipo de relación de parentesco o se conocían de algo. Además, las primeras informaciones tras lo ocurrido apuntaban a que la agresión podría haberse producido cerca del hospital, e incluso dentro, extremo este último que descartaron las fuentes oficiales del Gobierno de Aragón. Estas sí confirmaron que había pasado por el centro hospitalario una persona que había sido atendida "por heridas que podrían haber sido causadas por un machete".

Otras fuentes consultadas por este diario confirmaron que se debía a una pelea entre bandas en La Granja, donde no es la primera vez que la Policía interviene por una. De hecho, inicialmente se consideró que las heridas sufridas por la víctima eran de gravedad, aunque una vez en el centro hospitalario se descartó que lo fueran.

El historial de peleas entre bandas en La Granja es amplio. Tal y como informaba EL PERIÓDICO en septiembre de 2020, la Policía Nacional consiguió abortar una reyerta en la que se habían emplazado con palos, barras y cuchillos. En aquella ocasión, unas 20 personas habían quedado para pelear, pertenecientes a dos grupos ya conocidos por la Policía, los Black Panther y los Dominican Don't Play (DDP). Curiosamente a esta última banda, una operación policial acaba de culminar su investigación saldándose con 24 detenidos, 8 de ellos menores. Aunque se desconoce si ayer estaba citada en La Granja para esta última pelea que sí se salda con una persona herida.