Comisiones Obreras (CCOO) ha advertido de la existencia de errores en la aplicación para inscribirse en las convocatorias de los procesos selectivos masivos para personal laboral y auxiliares administrativos, que el Gobierno de Aragón acaba de iniciar, y ha pedido a Función Pública la suspensión de plazos para la presentación de solicitudes hasta que se resuelvan todos los problemas informáticos y de gestión.

CCOO afirma que en menos de una semana el Gobierno de Aragón ha convocado 1.041 plazas de oposiciones para personal laboral de diferentes categorías y para auxiliar administrativo. Dichas plazas no requieren titulación específica, por lo que el sindicato estima que serán miles las solicitudes a las mismas, que deberán presentarse obligatoriamente de forma telemática.

La unión sindical ha recogido «multitud de protestas» por problemas con la aplicación, lo que ha generado «sensación de desamparo, inseguridad y preocupación entre las personas que están presentando las solicitudes», muchas de las cuales «se enfrentan por primera vez en su vida a un procedimiento electrónico con certificado digital».

La organización sindical indica que desde el 1 de abril es obligatorio realizar por procedimiento electrónico todas las solicitudes de las oposiciones, una ley que ha apuntado que fue aprobada «sin negociación previa» por lo que el Gobierno de Aragón es «el único responsable del descontrol que se está produciendo».

En cualquier caso, CCOO ha solicitado al Ejecutivo aragonés que se apliquen las medidas necesarias para evitar que alguien no pueda presentarse a un proceso selectivo «por las barreras digitales con las que se pueda encontrar».

Además, ha exigido que el Gobierno de Aragón «asuma su responsabilidad» y facilite «al máximo» la posibilidad de presentación de las solicitudes adoptando cuantas medidas sean necesarias, como habilitar centros para solicitar el certificado electrónico en todas las comarcas y crear puntos de asistencia al opositor.