La Diputación de Huesca se ha aliado con distintas instituciones de altoaragonesas, francesas y catalanas para impulsar la marca turística Camino de Santiago/ Arán-Pirineos, una iniciativa dirigida a potenciar la Ruta Jacobea como elemento de desarrollo económico y social del Pirineo.

En torno a esta marca se encuentran también los ayuntamientos de las comarcas oscenses de la Ribagorza y Somontano situados en el trazado del camino, así como la Communauté de Communes Pyrénées Haut Garonnaises, el Conselh de Val d'Aran, y la Comarca de la Alta Ribagorza.

Según informa la Corporación altoaragonesa, la marca ha sido presentada este martes en un acto en Bonansa, en el Pirineo de Huesca, al que han asistido representantes de las distintas instituciones participantes.

Para promocionar la marca, se ha puesto en marcha la web caminodesantiagoaranpirineos.com, donde se ofrecen datos del recorrido y los servicios disponibles como alojamientos o restauración.

Durante la presentación se ha explicado que los peregrinos que atravesaban Francia rumbo a Santiago de Compostela debían salvar la barrera que suponía los Pirineos, y lo hacían principalmente a través de los puertos de Somport y Roncesvalles, aunque algunos utilizaban otras vías.

Uno de los caminos alternativos llevaba a los peregrinos desde la localidad francesa de Saint Bertrand de Comminges, siguiendo el curso del río Garona, hasta llegar a los Pirineos, desde donde continuaban por el valle de Arán hasta Berbegal, en el Somontano oscense, punto de enlace con el Camino de Santiago catalán.

La idea de retomar este camino olvidado por los peregrinos, pero que ha seguido manteniendo la conexión entre territorios vecinos, constituye, según ha explicado el responsable de Desarrollo de la DPH, Roque Vicente, "una oportunidad de desarrollo turístico y social para territorios preocupados por la despoblación y falta de oportunidades".

En el marco de esta iniciativa, durante los últimos meses se ha llevado a cabo la señalización del recorrido, labores en las que han participado la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Aragón y la Asociación Oscense de Amigos del Camino de Santiago.

El itinerario a través de los Pirineos y el valle de Aragón está totalmente señalizado con las marcas los senderos de Gran Recorrido (GR-211 y sus variantes en el Valle de Aran, y GR-17 en los tramos de la Alta Ribagorça catalana y Huesca).

El camino entre Saint Bertrand de Comminges y Berbegal consta de 14 etapas que suman un total 246,50 km de recorrido cargados de historia.

A lo largo de su recorrido se ubican 'joyas' del patrimonio como la catedral de Saint Bertrand, la iglesia románica de Bossòst, el núcleo antiguo de Vilaller, el conjunto monumental de Roda de Isábena o el monasterio románico de Obarra.

Además, el camino discurre junto a los cursos fluviales de los ríos Garona, Noguera Ribagorzana y Isábena y atraviesa parajes de interés paisajístico de los valles de Aran, Barrabés y Isábena.