‘El Mijares no se toca’, la Asociación de Ecologistas en Acción en Gúdar-Javalambre, ha presentado una alegación al Gobierno de Aragón en contra del expediente para la declaración de la presa de los Toranes de Albentosa (Teruel) como Bien Inventariado del Patrimonio Cultural Aragonés. La resolución, publicada el 11 de mayo en el Boletín Oficial de Argón (BOA) y firmada por la directora general de Patrimonio Cultural, Marisancho Menjón, incluía también a la central hidroeléctrica de Albentosa-Los Toranes, en el término municipal de San Agustín, y la acequia del Diablo, entre San Agustín y de Olba.

Sin embargo, según ha considerado la asociación ecologista en un comunicado, el movimiento del Ejecutivo autonómico responde a un “intento de obstaculizar” la demolición de las instalaciones hidráulicas y es un “trámite ilegal” porque “no es su competencia”, “contradice una amplia jurisprudencia” y “carece de los elementos culturales exigidos por la ley”. De hecho, ‘El Mijares no se toca’ ha asegurado en el texto que los mismos servicios jurídicos del Gobierno de Aragón “han emitido un informe negativo al respeto”, por lo que han advertido que se trata de un “claro abuso de poder” y que “podría llegar a constituir un delito de prevaricación”.

En la alegación, redactada por el equipo de abogados de Ecologistas en Acción y AEM-Ríos con Vida, han enumerado: la nulidad radical de pleno derecho del expediente cultural por manifiesta incompetencia del Gobierno de Aragón e invasión de competencias estatales, la desviación de poder en la incoación del expediente cultural y la prevalencia de la protección del dominio público hidráulico estatal frente a las competencias autonómicas y locales.

Así, han solicitado no declarar la presa de los Toranes (término municipal de Albentosa), la central hidroeléctrica de Albentosa-Los Toranes y la acequia del Diablo, situados en la provincia de Teruel, como Bienes Inventariados del Patrimonio Cultural Aragonés.