El portavoz del PAR en las Cortes de Aragón, Jesús Guerrero, ha señalado hoy que no sería de recibo que los aragoneses perdiéramos servicios ferroviarios vertebradores del territorio, que dan vida al medio rural y son “verdaderas herramientas contra la despoblación”. El mantenimiento de los trenes regionales en Aragón constituyeuna garantía para el futuro del medio rural que se ve amenazado por la falta de voluntad política del Mitma".

No se puede sucumbir fácilmente, ha dicho Guerrero (PAR), a la negativa del Ministerio de Transportes a asumir el coste de los servicios de tren que son de su competencia. Es “absolutamente necesario que se amplíen plazos y se llegue a  acuerdos para que no se supriman estos trenes, que también cumplen una función social importantísima”. “No sería asumible ni aceptable que Aragón perdiera cuatro servicios en las líneas entre Zaragoza, Monzón y Lérida, con la pérdida de un servicio diario por sentido; Teruel y Caudiel -uno en cada sentido- y Caspe-Fayón dos servicios diarios”.

Estas declaraciones las efectuaba Guerrero (PAR) tras conocer el anuncio del consejero de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, que ha anunciado que “Aragón dejará de pagar los trenes en julio si finalmente no hay acuerdo con el Ejecutivo central”.

El portavoz del PAR en las Cortes ha indicado que el Gobierno de Sánchez tiene ahora la oportunidad de demostrar “su defensa en la lucha contra la despoblación”, asumiendo el coste que le corresponde de los servicios ferroviarios en función de su competencia. Por eso y en este sentido le pide que tenga “sensibilidad con Aragón”.

Guerrero (PAR) valora, como ya ha señalado en otras ocasiones, que hay que mantener las comunicaciones regionales por ferrocarril "aunque sean deficitarias por las especiales características que tenemos de dispersión, baja densidad de población y población envejecida". Los regionales, ha insistido Jesús Guerrero (PAR), “propician actividad económica y social, que es lo mismo que generar asentamiento de población y oportunidades de futuro”.

Por su parte la diputada del PAR por Teruel, Esther Peirat, ha recordado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que el servicio entre Teruel y Caudiel, que pretende dejar de financiar y cuyo coste no quiere asumir Renfe, es “esencial y prioritario”. Sería “indigno y decepcionante” que se perdiera este tren por la mala gestión de la compañía ferroviaria y por la ausencia de voluntad de Ábalos.

Guerrero y Peirat han pedido al ministerio que “acepte la reunión solicitada por los alcaldes afectados y cumpla con las obligaciones que tiene con Aragón”.