Los ahorros de los aragoneses encontraron en los fondos de inversión un buen refugio durante el año de la pandemia. La crisis del covid, las restricciones a la movilidad y la limitación del ocio y los viajes han llenado las huchas de miles de aragoneses y ese dinero se ha destinado, en parte, a engordar el patrimonio en estos fondos.

A cierre de 2020, los ahorradores aragoneses sumaban 14.859 millones de euros en fondos de inversión, lo que supone un 5,4% del total nacional, según los datos facilitados por el Observatorio Inverco, que subraya que las comunidades que registraron un mayor incremento fueron Cantabria, Aragón, Madrid y La Rioja.

Si esta cifra --casi 15.000 millones-- se compara con el producto interior bruto (PIB) que genera la comunidad durante un año, da una idea del volumen de inversión que alcanza este tipo de productos en Aragón. De esta forma, el porcentaje de estos fondos sobre el PIB es del 43,3%, lo que coloca a la comunidad en el tercer puesto, solo por detrás de La Rioja y el País Vasco. Solo seis regiones presentan un porcentaje superior a la media nacional, las tres citadas, Castilla La Mancha, Navarra y León.

En el ránking provincial sobresale Teruel, que supera la cifra del 55% respecto al PIB, lo que avala la teoría de que los turolenses figuran entre los más ahorradores del país.

Perfil inversor

En definitiva, los datos del Observatorio Inverco ofrecen una radiografía certera sobre cómo gestionan los aragoneses sus ahorros y cuál es el perfil del inversor en la comunidad. Una de las conclusiones es que la fórmula de los fondos está más extendida en Aragón que en el resto de España. En el 2020 había 685.223 partícipes en la comunidad.

El informe señala también que por cada 100 euros que los aragoneses tienen en depósitos hay casi 40 en fondos de inversión, que lo representa la mayor proporción a nivel nacional. Ninguna otra comunidad tiene un peso tan relevante. De hecho, Aragón prácticamente duplica la media del conjunto de España (el 39,7% frente al 21,7%).

El director de Estudios de Inverco, José Luis Manrique, señala que este dato demuestra que los aragoneses tienen claras sus preferencias a la hora de canalizar sus ahorros. De hecho, a su juicio, el inversor de la comunidad apuesta por productos que ofrecen un «mayor valor añadido». Además, considera que se caracterizan por tener «una visión más a largo plazo y paciencia».

Y la apuesta parece haber salido bien a los ahorradores aragoneses que se decantan por estos instrumentos financieros. Quienes invirtieron en el año del covid en fondos de inversión van a obtener una importante rentabilidad si el mercado no ofrece grandes sorpresas. «Mantener la calma en una situación de pánico es importante», indica Manrique, que aboga por mantener una apuesta en el medio y largo plazo por parte del inversor. En este sentido, Aragón ha sido «una de las pocas comunidades que más ha crecido en patrimonio», apuntó.

Un mar negro

Sin embargo, reconoce que huir en mitad de la tormenta es lo más sencillo. El tercer mes del 2020 fue uno de los que peor se recuerdan en el sector. La llegada del covid hundió las expectativas y la rentabilidad de estos fondos se hundió un 15%, recuerda el director de Estudios de Inverco, que, sin embargo, señala que en el cuarto trimestre se ha recuperado lo perdido y ahora se mira al horizonte con confianza.

La educación financiera se ha erigido como uno de los mejores instrumentos para huir del miedo ante situaciones que invitan a desinvertir. Manrique, de hecho, considera que el trabajo realizado en las últimas décadas por Ibercaja ha contribuido a tener en Aragón a un inversor más formado. «La educación financiera, la formación y la visión a largo plazo es lo que permite lograr una mayor rentabilidad», asegura.

Valorar los riesgos

Además, añade que «cuanta más cultura financiera se tiene más se comprende el binomio rentabilidad-riesgo» porque «hay que dar tiempo a la renta variable».

Precisamente, Aragón destaca por ser la sexta comunidad donde un mayor peso tiene la renta variable en los fondos de inversión, el 15,3%. Por delante de la comunidad se sitúan Madrid (19,2%), Cataluña (19,4%), País Vasco (17,3%), Navarra (16,7%), y Baleares (16,6%), según el informe de Inverco. Pese a ello, el mayor peso lo ocupan los Fondos Mixtos Globales (45,2%), seguidos por los monetarios de Renta Fija (27%).

En este 2021 las expectativas del mercado son buenas. La recuperación de la economía, la llegada de fondos europeos y la mejora del empleo deben de ser un revulsivo para elevar la rentabilidad de estos instrumentos financieros tras un año covid muy difícil.