Los funcionarios públicos en Aragón han crecido un 27,11% en la última década, según se desprende del Boletín Estadístico del Personal de las Administraciones Públicas publicado ayer por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

La comunidad está entre las que más ha aumentado su cifra, siendo Madrid la que registra más subida de este personal, con un 28,92%. Le siguen la Comunidad Valenciana (27,87%) y Cataluña (27,55%).

Según el informe, el número de empleadas y empleados públicos en Aragón en estos momentos asciende a 95.279. En concreto, en la comunidad trabajan 21.090 personas en el sector General del Estado; 55.414 en el de la comunidad; y 18.775 en la administración local.

Por provincias, en Huesca hay 16.830 trabajadores públicos en activo; 11.494 están en la de Teruel; y en la de Zaragoza la que aglutina a la mayoría, con 66.955 funcionarios.

En datos generales, en los últimos diez años las administraciones públicas del país han aumentado sus efectivos de media un 1%, aunque el reparto «resulta desigual» según las áreas.

Las áreas sanitarias (15%) y de docencia no universitaria (13%) son las que más aumento han registrado en este periodo. Le siguen los puestos en las universidades (5%) y en la Administración de Justicia (3%).

Los cuerpos de policías autonómicas se han mantenido estables y el resto de áreas han experimentado un descenso, desde un 2% para Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a un 22% en la Administración del Estado, según el boletín.

Perspectiva de género

En Aragón, hay 6.685 personas en la Administración del Estado, mientras que ascienden a más de 14.500 las que ejercen en la Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En Justicia, por su parte, hay 354 funcionarios.

Desde la perspectiva de género, un 57,59% de los efectivos son mujeres y un 42,41% son hombres en el país. Así, el porcentaje de mujeres supera al de hombres en la mayoría de los casos y solo en las Fuerzas Armadas y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el porcentaje de hombres supera en gran medida a ellas (12,1% de mujeres sobre el total).

Respecto a la edad de las plantillas en los distintos ámbitos, se aprecia, en todo el país, «la necesidad de incorporar nuevas generaciones» al empleo público.

Casi la mitad de los empleados, el 45,55%, se encuentran en la franja de edad que va de los 50 a los 59 años, mientras que los menores de 40 únicamente representan un 12,33%. Es ahí donde se aboga por incrementar los efectivos.

De carrera e interinos

En cuanto a la tipología de empleado público, un 53,31% es personal funcionario de carrera en España; un 22,35% es personal laboral; mientras que los interinos, eventuales y otros representa un 24,34%.

Es en la Administración General del Estado donde claramente predomina el personal funcionario de carrera, con un 81,13% sobre el total. Por su parte, un 51,83% de personal de carrera está en la comunidad y un 32.71% en la Administración Local, donde la tipología dominante es la de personal laboral.