Salou es un lugar idílico para los estudiantes. Una playa a la que hay que ir una vez que se realizan los exámenes de la Evau o se termina el curso universitario, seas de Zaragoza o de cualquier otro lugar. Este año se han recuperado los viajes de final de curso y como consecuencia de Los encuentros festivos de los jóvenes se ha registrado un brote de coronavirus que se ha ido extendiendo por distintas comunidades, como la aragonesa y navarra.

Todavía no hay datos concretos sobre el número de nuevos positivos por covid que podrían haberse contagiado por las playas de Salou, pero todo hace prever que no van a ser buenos. Este domingo Sanidad ha declarado 233 nuevos casos, entre los que con toda probabilidad habrá jóvenes que han disfrutado unos días por este municipio.

Desde el ayuntamiento de esta localidad aseguran que no han registrado ningún brote y que, al menos hasta el viernes, la incidencia en sus centros sanitarios no han visto aumentadas, sus atenciones. Entre otras cosas porque en la mayoría de los casos los positivos se están detectando ya en el lugar de residencia.

En la localidad costera van a mantener abiertos sus locales de ocio nocturno, a reventar durante estos últimos días, hasta las 3.30 horas. A diferencia de lo que sucede en Aragón, en Salou sí que se puede bailar, y con mascarilla. Los aforos están limitados al 50% y en el interior de los locales no puede haber grupos de más de seis personas, que se elevan a diez en la terrazas. Lo que está sucediendo en la Costa Dorada ya se ha vivido con el brote de Mallorca. En el caso de Aragón, ha habido 12 positivos relacionados con el brote de las islas.

Desde Sanidad explican que han intensificado las labores de control y están extremando el estudio de contactos porque se trata de una población (la joven) que suele tener una red de contactos muy amplia.

El principal foco de contagio se encuentra entre los veinteañeros, donde la incidencia acumulada en la última semana alcanzó ayer los 568 casos por 100.000 habitantes. Le siguen los que tiene entre 15 y 19 años, con 323.

Unas cifras que no paran de crecer y que hace sonar todas las alarmas en Aragón. De hecho, el Gobierno de Aragón ya baraja más restricción tras aumentar los números de contagiados para evitar una nueva ola.