Nada bien han sentado las nuevas restricciones en el sector de la hostelería, cuyos representantes han tenido la oportunidad este miércoles de manifestar su posición sobre el asunto pocos minutos después de que el Departamento de Sanidad de la DGA anunciara el regreso de Aragón a la fase 2 y lo que ello conlleva. “Estas medidas, de nuevo, nos van a causar la ruina y el estupor en cualquier empresa que hoy esté intentando ganarse la vida. Hay que decirlo claro, las autoridades sanitarias son ineficaces y unos vagos”, ha dicho el presidente de la organización Hostelería de España, el aragonés José Luis Yzuel, que ha estado presente en un acto en Zaragoza.

El evento iba a servir para anunciar la adhesión de una cafetería, la Santiago, en la plaza del Pilar, al registro de locales del plan Hostelería Segura, que avala a aquellos establecimientos cuyos empleados han recibido formación contra el covid. Además de Yzuel, han estado también el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Zaragoza (Horeca), Chema Lasheras, y la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Elena Allué, quien ha tenido que presenciar las críticas de los hosteleros hacia la gestión de la pandemia en la comunidad. “Lo han hecho fatal. La administración sanitaria aragonesa ha liderado una de las peores gestiones de la pandemia de este país”, ha dicho Yzuel, quien ha pedido responsabilidades también al Gobierno de España.

“Espero que alguien dimita porque han consentido que nos quitemos la mascarilla al aire libre ya ahora pasa esto. Alguno se tendrá que ir a casa, así de claro”, ha manifestado Yzuel. El presidente de los hosteleros ha criticado las falsas esperanzas vertidas cuando se dijo “que esto ya ha pasado, que habíamos vencido y que ya no pasaba nada”. “Y después de un año volvemos a retroceder. Lamentablemente solo se toman decisiones contra nuestro sector pero solo toman medidas medievales que causan la ruina y el destrozo de un sector que ha sufrido como ningún otro”, ha dicho después de pedir que se puedan vender tests de antígenos en las farmacias y que se incrementen las labores de rastreo, para así anticiparse al virus y no ir detrás de él. No lo hacen desde Sanidad, en opinión de Yzuel, “porque son unos auténticos vagos”.

Asimismo, el hostelero ha criticado que vuelvan a cerrarse las barras de los bares y se limite el horario de los restaurantes pues “el sector de población que ahora se está contagiando” no es usuario habitual de estos servicios de la hostelería. “Ni siquiera de las terrazas”. “¿Cuál es el sector de público que se está contagiando en la hostelería? Que nos lo digan. No tienen ni idea”, ha criticado. Según su criterio, los positivos ahora son consecuencia de las fiestas incontroladas en la calle, tras días en los que ha habido “fiestas de fin de curso, quedadas, el Orgullo y las verbenas de San Juan”. Sin embargo, “el ocio controlado es el perjudicado y en la calle no se está dominando la situación”. “Los hosteleros vamos a seguir siendo demonizados desde la gratuidad absoluta”, ha lamentado Yzuel ante la mirada de reojo de la responsable de Turismo del Gobierno de Aragón.

Promesas de normalidad para septiembre

Más comedido se ha mostrado el representante provincial de los hosteleros, Chema Lasheras, que se ha adherido a las declaraciones del presidente nacional aunque ha sido algo más precavido. “Tenemos que pedirle a todo el mundo que aplique las normas al máximo para ver si conseguimos salir de esta cuanto antes. A los restaurantes, si tenemos que cerrar a las 11.00, se nos va una parte muy importante de la facturación de las cenas”, ha dicho.

Lasheras también ha subrayado que las ayudas recibidas y/o aprobadas hasta ahora por la Administración son “bienvenidas pero no suficientes”, ya que siguen perdiendo dinero. “Cada vez que ponen limitaciones tendrían que acompañarlas con un paquete de ayudas. ¿Ahora qué hacemos con nuestros trabajadores? ¿Otra vez corriendo todos al erte? Y los que hemos cogido para cubrir vacaciones… ¿Qué tenemos que hacer, dejar sin vacaciones al personal?”.

Por último, el presidente de Horeca en Zaragoza ha manifestado que espera que “en una o dos semanas o cuanto antes” la situación haya mejorado “porque sino este verano se nos va otra vez al garete”. Más optimista se ha mostrado, eso sí, con respecto al mes de septiembre ya que, según ha anunciado, en una reunión que mantuvieron el martes representantes del sector con Sanidad, desde el departamento les manifestaron que después del verano la situación sea “prácticamente de normalidad”, lo que permitirá celebrar “eventos y congresos multitudinarios previstos con la totalidad del aforo”, que podrían ser más de 2.000 personas.

El 20% de los bares seguros de España están en Aragón

Las novedades con respecto a las restricciones por la pandemia han acabado empañando el acto de entrega de la acreditación como establecimiento seguro a la cafetería Santiago, en la plaza del Pilar. Pero a pesar del tiempo que han dedicado José Luis Yzuel y Chema Lasheras en criticar la gestión de la Consejería de Sanidad, también ha habido un momento para explicar en qué consiste el programa Hostelería Segura.

Este plan garantiza que, los empleados de los bares y restaurantes que obtienen esa certificación han sido formados para minimizar los riesgos frente al covid. También implica que se han tomado una serie de medidas en el local para prevenir contagios. Este programa, de carácter nacional, está siendo liderado por los hosteleros aragoneses ya que el 20% del total de establecimientos adheridos a este sistema de garantías en todo el país están en la comunidad.

Por provincias, 448 locales han obtenido este sello de seguridad anticovid en Zaragoza, 266 en Huesca y 127 en Aragón.