Los alcaldes de las localidades del valle del Aragón se reúnen este lunes por la tarde, hacia las 16.00 horas, en Candanchú, con una docena de empresarios afectados por el cierre de la estación esta próxima temporada de invierno. Después del anuncio de la propietaria, Ibernieve, el pasado viernes, de que su situación económica les impediría afrontar la siguiente temporada de esquí, los empresarios, trabajadores y representantes políticos del territorio han alzado la voz contra el cierre, que estiman que se llevaría, al menos, el 50% de los ingresos que tiene la zona, y que podría suponer el inicio de la pérdida de población en el entorno y la pérdida de legitimidad como destino turístico.

Según confirma el alcalde de Villanúa y presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos del Valle del Aragón, Luis Terrén, los empresarios que cuentan con negocios en la estación de esquí les solicitaron esta reunión, en la que compartirán información y manifestarán su oposición al cierre de las instalaciones. A su vez, los alcaldes quieren conocer "de primera mano" sus sensaciones ante una noticia que ha caído como un jarro de agua fría entre quienes viven de la nieve en el valle.

Los propios alcaldes celebraron una primera reunión el mismo viernes, tras tener la comunicación de la empresa, en la que solicitaron entrevistarse con los consejeros del Gobierno de Aragón, Marta Gastón --presidenta a su vez de Aramón-- y con el vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, así como con el presidente de la Diputación Provincial de Huesca y también consejero de Aramón, Miguel Gracia.

Por ahora, según confirmaron todos los implicados, "no hay fecha" para dicha reunión. Sin embargo, según fuentes de la institución provincial, a partir de este lunes se planteará la posibilidad de convocar la reunión, en función de la disponibilidad en la agenda. Desde el Gobierno de Aragón, manifestaron que "no hay novedades" al respecto.

Desde el territorio, los alcaldes y empresarios apremian para que se produzca esta cita. "Esperamos noticias del Gobierno de Aragón y de la DPH para que la reunión se produzca cuanto antes. Hay que tener en cuenta que si queremos intentar que la estación abra este invierno, no hay tiempo que perder", añadió Terrén. Aunque hasta diciembre --tradicional fecha del inicio de la temporada-- faltan cinco meses, las revisiones técnicas de las instalaciones y la preparación de las infraestructuras de la estación deberían empezar «ya».

Te puede interesar:

Por otro lado, en el valle aseguran que "el teléfono no ha dejado de sonar" desde que saltó la noticia. "Hay muchísima gente habitual de Candanchú que no ha dejado de llamar. Esquiadores y propietarios de segundas residencias se interesan por la situación, intentando saber qué pasa, aunque no es fácil de explicar", señala Terrén.

No en vano, todas las segundas residencias ubicadas en Candanchú perderían en buena parte de su valor con la estación cerrada. Terrén insiste en que lucharán por que eso no ocurra.