El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza tendrá que votar este jueves el expediente para la «no disponibilidad» de varias partidas presupuestarias de este año para poder hacer frente al agujero económico que quedó en las cuentas del pasado ejercicio. Esto supondrá que varios proyectos para los que se había reservado dinero se verán ahora apenas sin fondos, como es el caso de la avenida Cataluña o la reforma de la calle Hayedo, aunque estas son las cuantías más pequeñas. A cambio, el consistorio dispondrá de 8,7 millones de euros para hacer frente al remanente negativo de 2020.

Así, el equipo de PP y Cs propondrá al pleno extraer 4,2 millones de euros de gastos en Personal que, según explican en una nota de prensa, «no estaba previsto usar en 2021». Proceden de partidas que iban a pagar gratificaciones, trienios o seguridad social y desde el consistorio aseguran que este área «contaba con un excedente respecto a lo presupuestado inicialmente». Por otro lado, se dispondrá también de los 900.000 euros que sobraron de la Operación Asfalto, que salió más barata de lo esperado.

Con respecto a las inversiones, se prescindirá de las partidas para la reforma de la avenida Cataluña, aunque desde PP y Cs precisan que se mantendrá el dinero necesario para poner en marcha el proceso de licitación o para pequeños trabajos y que las obras completas puedan empezar pronto en 2021.

Y por otro lado, se dejará de gastar el dinero previsto para la calle Hayedo, al estar pendiente este proyecto de que la DPZ acepte la oferta del consistorio por unos suelos en esta travesía.

Esta modificación del presupuesto de 2021 dependerá de los votos de los partidos de la oposición. En la izquierda, previsiblemente, el retraso de algunos proyectos provocará el rechazo a la propuesta de PP y Cs mientras que Vox, el socio prioritario del equipo de Gobierno, no ha adelantado su postura al respecto. Estudiarán la propuesta ya que afecta a partidas que ellos habían introducido en las cuentas municipales.