A la espera del fallo de la Justicia sobre el toque de queda

El TSJA tiene hasta el miércoles para decidir si avala la orden de Sanidad

Terrazas llenas este verano.

Terrazas llenas este verano. / ANDREEA VORNICU

Ignacio Martín

Ignacio Martín

Casi ha quedado en el olvido, pero fue un impacto aquella primera resolución judicial que en junio de 2020 condenó al Gobierno de Aragón en las tres provincias y dio la razón a los sanitarios, que denunciaron falta de equipos de protección individual. Fue el primer fallo de los muchos que ha dejado esta pandemia en la que los jueces se han convertido en protagonistas inesperados. No se aceptó entonces, hace ya más de un año, la «causa mayor» que alegó la DGA, contra la que han litigado sobre todo los empresarios hosteleros al sentirse los mayores afectados, sin duda, de los vaivenes de decretos, órdenes y medidas varias que en algunos casos duraban apenas una semana y que han generado confusión y, como consecuencia, inseguridad jurídica.

Algo parecido ocurre con el toque de queda, que el viernes dejó una tarde de pelotazos entre el Gobierno de la comunidad y el Alto Tribunal de Aragón, celebridad notable de la crisis por sus repetidas contiendas con la Administración como ocurre en otras comunidades. No ha habido, desde luego, consenso. Valencia, Cataluña, Cantabria y Navarra cuentan con el aval judicial para aplicar la medida en municipios con mayor incidencia, algo que no han logrado ni Extremadura ni Canarias. Quedan pendientes de permiso Andalucía y Aragón, ya que el resto de comunidades no lo ha solicitado o no lo considera.

El TSJA rechazó el viernes la petición del Gobierno aragonés de cerrar la noche en Huesca, Jaca, Barbastro y Monzón de 1.00 a 6.00 horas. El tribunal lo consideró una «mera» propuesta y recordó que es el Ejecutivo, en consecuencia Sanidad, la autoridad competente para decretar esta medida. De esa manera les invitaba a acudir al Supremo o a dictar una orden que la consejería de Sira Repollés expidió esa misma tarde. La resolución judicial, con plazo hasta el miércoles, queda pendiente aún. En cualquier caso, puede ser muy instructiva, dado que indicará si por ahí halla el Gobierno un camino para impedir la libre circulación en modo local.