El número de rescates de montaña realizados en lo que llevamos de 2021 se aproxima a los del 2019; este año se han llevado a cabo 187 intervenciones. Además, en 2021 ya han fallecido siete personas realizando actividades de montaña, la primera de ellas en mayo, tres en el mes de junio y otras tres en julio.

Se trata de unos datos un poco mejores que los registrados para estas mismas fechas en el año 2019, cuando el Grupo de Rescate de la Guardia Civil ya había realizado 213 rescates, según ha señalado el jefe de la Guardia Civil en la zona de Aragón, el general Javier Almiñana, durante la presentación este lunes de la campaña "Montaña Segura", junto a la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, y el presidente de la Asociación Aragonesa de Montaña, Javier Franco. La comparación de cifras se ha establecido respecto a la campaña de 2019 a consecuencia de la situación excepcional que se vivió el año pasado debido a la pandemia.

Los senderistas son los que más preocupan a los grupos de rescate, por delante de los deportistas de alta montaña, porque los primeros "en la mayoría de los casos carecen de experiencia y de formación, y no llevan el equipamiento adecuado. Hay personas que no son conscientes que pasear por la montaña no es como ir por el paseo Independencia", ha señalado Almiñana. En este sentido, el general de la Guardia Civil ha detallado que en el 38% de los rescates realizados se atendió a senderistas, en un 18% por ciento se acudió a recoger a accidentados en terrenos abruptos, mientras que un 10% se rescataron en espacios de montaña.

Los objetivos de "Montaña Segura"

El objetivo de la campaña "Montaña Segura" Orientar es prevenir a senderistas y otros visitantes de los espacios naturales de la Comunidad. El programa, como ha recordado la consejera de Presidencia, lleva 22 años realizándose, con la colaboración del Ejecutivo autonómico, Protección Civil, 112 y la Federación Aragonesa de Montañismo.

Pérez ha anunciado que este año se ha unido también a esta campaña el Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) para la "formación en montaña de los monitores de aire libre, para que puedan aconsejar a los jóvenes en sus salidas a la naturaleza". Para ello se cuenta este año con un servicio de voluntarios "distribuidos por toda la geografía aragonesa", ha detallado Javier Franco. Se trata de casi 600 voluntarios atienden a los visitantes desde los 321 puntos de información situados en su mayor parte en los Pirineos.

Información sobre los montañeros

Una segunda faceta de la campaña "Montaña Segura" es recabar información sobre estos visitantes, a través de las entrevistas que también realizan los voluntarios. Durante el año pasado se llevaron a cabo 9.000 de estas encuestas que mostraron que el perfil de quien salía a la naturaleza "eran gente más joven, con un menor número de extranjeros que habitualmente, es decir, que se trataba de usuarios del territorio o de Comunidades limítrofes, y con una peor preparación técnica", ha detallado el presidente de la Federación Aragonesa de Montaña.

Franco ha destacado la labor de los voluntarios para explicar a senderistas y otros visitantes que "ir a un espacio natural, por fácil que parezca, exige una preparación previa". En este sentido, ha explicado que los excursionistas tienen que investigar el terreno, informarse de las condiciones meteorológicas y que vayan equipados con el material necesario para cualquier circunstancia, porque en montaña las condiciones pueden cambiar "drásticamente", y ha recordado el eslogan de la campaña de este año: 'Planifica, Equipa tu mochila y se prudente'.

También la consejera de Presidencia ha insistido en el mensaje de recuperar las actividades al aire libre sin olvidar la prudencia. Pérez ha resaltado que "en Aragón tenemos un recurso maravilloso que son nuestras zonas de montaña, nuestros paisajes, nuestros senderos o nuestros barrancos; que no son solo un recurso turístico, sino un valor social para el disfrute personal de la naturaleza".

Ha hecho hincapié en "animar a que la gente salga a la montaña y a disfrutar de la naturaleza, pero con plena seguridad". A colación, ha indicado que dentro de esta campaña se han editado más de 100.000 folletos "con información sobre las rutas que puede realizar, y los recursos naturales que tiene su alcance, pero también oficinas de turismo, alojamientos hosteleros o empresas de aire libre".

Asimismo, Javier Franco ha recomendado "afiliarse a un club de montaña", donde hacer salidas con otros socios expertos. Una práctica que no ha sido la mantenida por la población durante este último año, cuando, pese a aumentar el número de personas que salen a la naturaleza, los afiliados a la Federación Aragonesa de Montañismo han bajado de los 14.200 a los 13.000 federados. Un dato que Franco atribuye a "los cierres y confinamientos durante este invierno y primavera", y que espera que se pueda revertir pronto.

La comparecencia ha sido previa a una reunión de la Comisión de Seguimiento de Rescates en Montaña, en la que han estado presentes representantes de la Guardia Civil y de los departamentos de Presidencia y de Sanidad del Gobierno de Aragón.