El informe de diagnóstico sobre la situación actual de la banda ancha y la cobertura móvil en la provincia realizado por la Diputación de Teruel (DPT) refleja la desigual situación de la provincia de Teruel respecto a otras como Zaragoza y Huesca. La cobertura por hogar en Teruel en 2017 era del 41,68% y, con la prospectiva del Plan de Extensión de Banda Ancha (PEBA) 2021-2023, se prevé que aumente hasta el 72,17%, aunque seguiría siendo inferior a Huesca (85,27%), Zaragoza (97,97%), Soria (79,06%) o Cuenca (85,45%).

No obstante, el informe realizado por la DPT pone de relieve el considerable avance producido en los dos últimos años, en los que el Plan de Extensión de Banda Ancha del Gobierno de España ha proyectado la llegada de la fibra óptica a 121 entidades singulares por las 29 a las que habían llegado los tres planes anteriores a 2019. Al mismo tiempo, 138 entidades singulares se están beneficiando de la las actuaciones de empresas privadas. 

El plan de despliegue de la red de fibra óptica por el territorio turolense contempla 357 entidades singulares. Las 72 incorporaciones de 2020 sumadas a las 49 en las que actúa el anterior plan PEBA y a las 138 donde lo ha hecho la iniciativa privada, sumarían 259 entidades singulares con fibra óptica, el 72,54% del total. De esta manera, según ha destacado Rando, la ejecución del actual PEBA «duplica todas las actuaciones anteriores del Gobierno de España, suponiendo un destacado impulso y una mejora muy considerable».

El informe de la Oficina Técnica con la empresa pública Tragsa presentado hoy ha radiografiado la situación de la cobertura en la provincia y ha incluido propuestas de evolución del despliegue de infraestructuras necesarias.

El informe señala que los tres PEBA implementados en la provincia del 2015 al 2018, no instalaron banda ancha superior a 100MB, por lo que localidades como Andorra o Alcañiz siguen siendo zona gris al no llegar la fibra óptica al conjunto de sus habitantes.

Por casos como el de Alcañiz o Andorra, el diagnóstico va más allá de la clásica división de zonas blancas (las que no llega ni banda ancha de 30MB), zonas grises (banda ancha hasta 100MB) o zonas negras (por encima de los 100MB y, por tanto, existe fibra óptica).

Manuel Rando ha manifestado que para el equipo de gobierno de la institución provincial la banda ancha «es una prioridad y queremos actuar cuanto antes», por lo que ha destacado la importancia del informe para marcar el camino. Con el documento se diseñará un plan complementario a la próxima adjudicación del nuevo programa del Gobierno central, en plan UNICO, previsto para el mes de octubre, que sustituye al actual PEBA y contempla 250 millones de euros, la mayor convocatoria para este fin de la historia con 100 millones más que en 2020.

«Vamos a ir de forma coordinada, no podemos ir cada administración por nuestro lado, aparte de que todas las competencias las tiene el Estado y hay que pedirle permiso para llevar a cabo las actuaciones», ha puntualizado Manuel Rando.