Andan siempre muy atentos a lo que impone Sanidad y matiza la Justicia, con ese extraño desequilibrio que ha provocado una alta inseguridad entre los hosteleros de Aragón, diríase que de toda España. O de casi toda, por ser más exactos. Los empresarios de la tierra han constatado, tras las últimas medidas adoptadas aquí y allá, que los horarios de cierre «más restrictivos», es decir los más tempranos, son los de Aragón. Así es, aunque habría que hacer una excepción, o sea dos , correspondientes a las comunidades que decidieron hace ya días volver a bajar la persiana de discotecas, discopubs y similares: Cataluña y la Comunidad Valenciana, si bien en esta tienen permiso para funcionar exclusivamente con servicios de hostelería hasta las 0.30 horas.

No les falta razón, aunque en algunas partes del territorio la diferencia es solo de media hora como se puede ver en el mapa adjunto. Si en Aragón el cierre es obligatorio solo 30 minutos después de la medianoche, en Navarra, País Vasco y Baleares (a excepción de Formentera, con una hora extra), hay que bajar la persiana a la una en punto.

En ocho autonomías el cierre está estipulado a las 2 de la mañana: Andalucía, Canarias, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Murcia, Ceuta y Melilla. Aún quedan seis que disfrutan del cierre a las 3.00 horas, como sucedió en Aragón hasta hace diez días: Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia y la Comunidad de Madrid.

Precisamente esta última la utilizan como ejemplo los hosteleros aragoneses al entender que ha sido una comunidad más permisiva y que, sin embargo, no ha tenido grandes diferencias con otras más restrictivas como Cataluña.

Horarios de cierre por comunidades autónomas.

Este mismo lunes, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, mantuvo que las restricciones estaban haciendo efecto en el número de contagiados, algo con lo que no están de acuerdo en el ocio nocturno aragonés. Miguel Ángel Salinas, vicepresidente de la Asociación de Discotecas y Salas de Fiesta de Zaragoza y provincia, explica que no son esas medidas las que están haciendo efecto, «sino la vacunación masiva de la gente joven».

«Hace tiempo que dijimos que era necesario tomar esa medida, pero no nos hicieron caso. Perdemos mucho tiempo. Ha quedado claro que los números mejoran rápidamente» conforme avanzan las dosis inoculadas a la juventud, explica Salinas, que lamenta «la hora y media» concedida en la última variación de las medidas referentes a los establecimientos en la comunidad, que igualó los horarios sin hacer distinciones entre ocio nocturno, bares, restaurantes. Café con leche para todos al establecer el cierre a las 00.30 horas.

No entienden las decisiones tampoco estos empresarios al comparar los datos de incidencia. Si bien en Aragón se sitúa en 740 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, Navarra (917), Baleares (951), Castilla y León (765), País Vasco (758), La Rioja (756) y Madrid (750) muestran datos peores o parecidos pero no obligan a cierres tan tempranos.

«Estamos ya pensando de septiembre en adelante, a ver si flexibilizan las restricciones», dice Salinas, que admite que muchas discotecas han decidido echar la verja y olvidarse del mes de agosto. «Estos dos meses de verano son una ruina para nosotros. Ahora perdemos más dinero abriendo que cerrando, así que la mayoría hemos decidido esperar», afirma Salinas, que deja un último dardo para el Ejecutivo autonómico: «Aquí matan al ocio nocturno mientras en otras comunidades tienen permiso hasta las 3 de la mañana. Así llevan mucho tiempo, incluso cuando a nosotros nos obligaban a estar cerrados. Y si miras los datos son bien parecidos. Pero eso nadie lo explica».