La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) anuncia para mañana intervalos nubosos aumentando por la tarde a cielo nuboso, más abundante en zonas de montaña, y chubascos acompañados de tormentas en el tercio norte y la Ibérica a partir de mediodía, que podrán ser localmente fuertes y extenderse a zonas cercanas, sin descartar chubascos más dispersos y ocasionales en el resto.

Tormenta capturada desde un coche en Rodellar Servicio Especial

Temperaturas mínimas comenzarán a ascender en el valle del Ebro, Cinco Villas y el Pirineo, sin cambios en el resto, y también lo harán las máximas. Por capitales se provincia, Huesca se situará entre los 17 grados de mínima y los 30 de máxima; Teruel entre 16 y 29 y Zaragoza entre 19 y 32. El viento soplará flojo variable, con predominio de las componentes sur y este por la tarde.

Predicción para los próximos días

Para comenzar septiembre, el miércoles se espera un cielo nuboso o cubierto con precipitaciones generalizadas durante toda la jornada, que podrán ser localmente fuertes y acompañadas de tormenta a partir de mediodía en amplias zonas del territorio.

Las temperaturas mínimas continuarán en ascenso al oeste de Zaragoza y sin cambios significativos en el resto. Las máximas descenderán. La bajada de las temperaturas podrá ser localmente notable en el alto Ebro y el sur de Huesca. Viento del sureste flojo a moderado en el valle del Ebro, y variable flojo con predominio de la componente sur en el resto

Por su parte, el jueves se prevé el cielo nuboso o cubierto, tendiendo a intervalos nubosos al final. Se esperan precipitaciones generalizadas en todo el territorio, que podrán ir acompañadas de tormenta y tenderán a remitir durante la tarde en el valle del Ebro y a últimas horas en el resto de zonas; sin descartar que puedan ser localmente fuertes en el tercio norte y la Ibérica.

Las temperaturas se mantendrán sin cambios o en ligero descenso. En el valle del Ebro, viento del sureste flojo a moderado; en el resto, flojo variable, con predominio de la componente sur.

Por último, el viernes se esperan en el tercio norte cielos nuboso con probables chubascos acompañados por tormenta; mientras que en el resto de la comunidad, intervalos nubosos, sin descartar precipitaciones dispersas ocasionalmente con tormenta, más probables en la Ibérica. Las temperaturas continuarán sin cambios importantes. Viento flojo variable, con predominio de la componente sur.

"Desastre" en el norte de Valencia

Las lluvias se extienden esta semana por buena parte de España. En concreto en la comarca del Camp de Morvedre, al norte de Valencia. Allí, las lluvias torrenciales que han caído esta madrugada, y que han dejado hasta 200 l/m2 en algún punto, han ocasionado inundaciones, cierres de playas y rescates de varias personas atrapadas a causa de la lluvia, aunque sin daños personales.

La tromba de agua, que comenzó sobre las cinco de la madrugada del domingo al lunes y se focalizó principalmente entre Sagunto, Puerto de Sagunto y Canet d'En Berenguer, ha obligado a los bomberos a intervenir para rescatar a personas atrapadas en vehículos y a achicar agua de bajos inundados o retirar techos derrumbados.

Las lluvias torrenciales han dejado hasta 180 litros por metro cuadrado en puntos de Sagunto, según sus estaciones meteorológicas, pero en el Puerto de Sagunto se han alcanzado los 200 litros por metro cuadrado "en poco tiempo", según ha indicado el concejal de Mantenimiento y de Aguas, Pep Gil.

"Ha sido un desastre, especialmente porque algunas de las infraestructuras que alivian esto, como pueden ser las salidas a la depuradora de la Epsar de aguas residuales, no daban abasto, ya que llegaban las aguas residuales y las pluviales y se ha colapsado el sistema", ha explicado.

Según el responsable de mantenimiento de la localidad, "la zona de la playa es donde más problema ha habido, aunque también en otras calles, porque los sistemas se han colapsado; entraba demasiada agua y eso hace que las alcantarillas salten para poder aliviar la presión de dentro".

Vecinos de la localidad han manifestado que han vivido angustiados este episodio de lluvias torrenciales, ya que la tromba ha durado más de dos horas sin parar, y han asegurado que no recuerdan una lluvia tan intensa y larga. "En todas las casas, por abajo o por arriba, ha entrado agua. Había coches tirados y no podías pedir ayuda a ningún vecino porque la calle estaba complicada", ha asegurado una vecina, que ha explicado que la bombona de butano estaba sobrepasada de agua.

"Daba miedo porque no veías que parase, y había mucho aparato eléctrico. Te dices que es una tormenta, pero es que han pasado dos horas y no paraba, y ese era el problema", ha relatado. Otra afectada ha explicado que no podía cruzar la calle porque había mucha agua, ni levantar la persiana del bar y ha tenido que ayudarle un amigo, y ha resumido la situación como "un desastre", porque "se ha inundado todo" y se ha estropeado mucha comida porque ha saltado la luz.

Otro vecino ha relatado que "había mucho trueno, mucho relámpago" y "hasta piedra", y ha relatado que "casi todos los bajos y locales comerciales de la playa están inundados". La localidad de Sagunto ha acumulado más de 100 litros por metro cuadrado, y en algún punto del municipio han caído 180 l/m2 en poco más de una hora, según ha explicado a EFE el alcalde, Darío Moreno, quien ha calificado de "barbaridad" la cantidad de agua caída.

Ha señalado que ha empezado a chispear sobre las 4 de la madrugada pero la tromba ha llegado una hora después y ha dejado muchos bajos inundados, especialmente en la zona del Puerto de Sagunto, y han tenido que hacerse al menos cuatro rescates de personas en vehículos atrapados en zonas inundables.

Según el alcalde, la tromba ha dejado un "problema de seguridad vial importante", ya que la subida del agua ha levantado "decenas" de tapas del alcantarillado y hay que volver a ponerlas urgentemente para evitar accidentes. Canet d'En Berenguer ha cerrado sus playas después de haber sufrido esta madrugada una tromba de agua que ha dejado 132 litros por metro cuadrado en apenas una hora y que se ha llevado las pasarelas y ha traído el agua del mar hacia la arena.

El concejal de Policía de Canet, Eduardo Almor, ha explicado que sobre las cuatro de la madrugada ha empezado a llover pero que la precipitación ha descargado con fuerza media hora más tarde, lo que ha hecho necesario cortar un par de calles en la zona de la playa, cerca del paseo marítimo.

Ha incidido en que ante las previsiones meteorológicas habían realizado limpieza de imbornales y se habían preparado el equipo de mantenimiento y el de guardia, pero "cuando te caen 132 litros por metro cuadrado en menos de una hora, eso es imposible de absorber".