La alianza entre el grupo hostelero Tándem y Podoactiva va a cambiar por completo la salud de más de 100 empleados y trabajadores. Las dos empresas han firmado un acuerdo de colaboración con el fin de que los profesionales de la empresa líder en podología y biomecánica cuiden los pies y la pisada del personal de sala y cocina como si deportistas de élite se trataran.

Tras un verano de recuperación económica y vuelta a la nueva normalidad, los hosteleros comienzan un nuevo curso en septiembre en la que también reaparecen las habituales molestias físicas que trastocan por completo la jornada laboral. Y es que la hostelería, debido al gran número de horas que personal de sala y cocina pasan de pie, es uno de los sectores más perjudicados por la aparición de problemas en los pies que más tarde se convierten en dolor de espalda, rodillas, cadera o problemas más graves como la fascitis plantar.

Para intentar prevenir todo este tipo de inconvenientes, desde el grupo Tándem afirman que se deja la "salud de los pies de los trabajadores" y para ello han llegado al acuerdo novedoso con Podoactiva. Es la primera vez que una empresa hostelera aragonesa cuida de esta forma la salud de los pies de sus empleados. Kike Júlvez y Carlos Vallejo, socios de Grupo Tándem desean que con "este acuerdo se puedan evitar lesiones a corto y medio plazo derivadas de problemas en los pies y la pisada". Además, esperan ser pioneros en el sector de la hostelería y que se dé la importancia que se merece a los pies de los trabajadores de este sector, ya que es una de sus herramientas principales de trabajo.

Por ello, el equipo y los familiares que componen los restaurantes La Bocca, Marengo, Nativo, Nómada y las tiendas de comida casera La Tradicional, podrán ahora disfrutar de ventajas en el estudio biomecánico de la pisada, las plantillas personalizadas en caso de ser necesarias y otros tratamientos como los de quiropodia.