El brote en la residencia municipal de Graus suma ya 59 positivos, tras los doce nuevos casos notificados este viernes, de los que nueve son residentes y tres trabajadoras. En total, son 50 los usuarios del centro de mayores y 9 las trabajadoras. De los residentes, hay siete hospitalizados en planta en el Hospital de Barbastro, ya que "como son tantos" hoy un poco de todo, la mayoría asintomáticos, pero en estos casos se ha complicado la patología que ya padecían, según ha asegurado la alcaldesa de Grau,s Gemma Betorz.

Los nuevos contagios han aparecido este viernes al hacer pruebas de "seguimiento" a todos los residentes y trabajadoras tanto que estaban realizando su labor como en las que se incorporaban a su puesto.

Las medidas que se han tenido que tomar es la de "suspender las vacaciones" solicitadas para septiembre, unas fechas muy solicitadas ya que solían celebrarse las fiestas, y "contratar personal de refuerzo" para sustituir a las trabajadoras contagiadas.

Betorz se ha mostrado muy preocupada por la situación ya que todos los casos notificados en el municipio corresponden a la residencia y reconocido que la mayoría de los residentes se han contagiado, ya que la residencia tiene 61 plazas y 25 trabajadoras. .

A principios de esta semana, cuando el brote comenzó a crecer 38 positivos, Betorz ya dijo que era imposible de saber cómo había entrado el coronavirus en el centro; pero dijo que desde que hubo el primer positivo «no se puede ni entrar ni salir» del centro de mayores; se suspendieron las visitas del exterior; se aumentó el tiempo en los jardines y «cumplido todos los protocolos de Salud Pública».